Horror en Santiago del Estero: se conocen detalles del caso del hombre que mató a su hijo de tres años

Varios móviles policiales y ambulancias llegaron al domicilio, luego del llamado del tío del nene asesinado
Varios móviles policiales y ambulancias llegaron al domicilio, luego del llamado del tío del nene asesinado
Leonel Rodríguez
(0)
2 de diciembre de 2020  • 17:07

SANTIAGO DEL ESTERO.- A medida que pasan las horas van trascendiendo detalles que conmueven aún más a los santiagueños, que aún no salen de su estupor: fueron doce las puñaladas que Germán Adolfo Torres Murad le propinó a su pequeño hijo de 3 añosmientras este dormía. Una vez cometido el filicidio, le pidió a su hermano, tío del niño, que lo matara. "Matame, matame ya, por favor", le rogó.

Habían pasado pocos minutos de las 13 horas de ayer. La noche, según cuentan las fuentes de la investigación, había sido anormal ya que casi no durmieron por una fumigación a raíz de una invasión de hormigas en la vivienda de Borges al 600, del popular complejo habitación del B° Autonomía, al oeste de la capital santiagueña. El sueño había sido muy entrecortado y por eso habían desayunado cerca de las 10:30 y a las 11 se habían acostado a dormir de nuevo, vencidos por el sueño.

El único que quedó despierto fue Torres Murad, quien ahora está internado en la sala de terapia intensiva del Hospital Regional luego de perforarse el mismo un pulmón. El hombre había quedado a cargo de preparar el almuerzo, según los testimonios de su hermano, Fernando, y su madre Margarita, abuela del niño asesinado, todos estos habitantes del domicilio donde ocurrió el crimen.

Mientras cocinaba, tomó un cuchillo de carnicero, recorrió las habitaciones, vio que todos dormían y se dirigió al cuarto donde descansaba su hijo, en la cama de abajo de una cucheta. Allí comenzó a apuñalarlo salvajemente, un total de doce veces.

Luego de cometer el crimen, Torres Murad corrió a despertar a su Fernando, quien lo primero que vio fue a su hermano con las manos cubiertas de sangre que le gritaba "lo maté, por favor matame, matame ya". Fue justamente Fernando quien, luego de ver la escena del crimen, llamó a la policía. Antes de que llegaran decenas de patrulleros y ambulancias, Torres Murrad se había cortado en distintas partes del cuerpo y se había auto perforado un pulmón de un cuchillazo. Su estado es grave.

El personal de la Seccional 10 de policía, los integrantes de la División Homicidios y de Criminalística, se encontraron con el niño ya muerto y, a pocos metros, en el piso, el arma blanca con la que había sido ultimado.

"Perdonen, los amo"

Los investigadores están reconstruyendo lo sucedido en las últimas horas. En la noche del lunes, Torres Murad había tenido una violenta discusión verbal con su ex pareja y madre del nene asesinado. Esta le había comunicado que se mudaría con su nueva pareja, con quien ya tiene un hijo, y que se llevaría al pequeño de tres años a vivir con ellos.

En la pared de la habitación, con la sangre de su propio hijo, Torres Murad había escrito con sus dedos "Perdonen, los amo", con lo cual los investigadores creen que tenía la firme decisión de quitarse la vida luego de matar a su hijo, pero que "pudo haber reaccionado y por eso despertó a su hermano".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.