Investigan la intimidación a una testigo protegida en un caso de trata

Alika Kinan, víctima de trata
Alika Kinan, víctima de trata Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno
(0)
23 de abril de 2019  • 20:01

Alika Kinan Sánchez fue víctima de una organización de trata en Ushuaia durante 20 años hasta que en 2012 la liberaron de donde era explotada sexualmente. En un histórico juicio, en 2016, condenaron a siete años de cárcel al proxeneta y decomisaron el cabaret. Ahora, que es una testigo protegida, la Justicia investiga una extraña intimidación que sufrió una de las hijas de la mujer cuando iba desde la casa donde viven hasta un supermercado.

Según denunció Kinan Sánchez en la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), a cargo de los fiscales Alejandra Mangano y Marcelo Colombo, ayer, entre las 11 y las 12, su hija de 12 años fue interceptada por cuatro hombres cuando caminaba en la zona norte del conurbano en dirección a un supermercado.

Fuentes de la Protex informaron que se inició una investigación preliminar para determinar lo sucedido.

"Mi mi hija quedó paralizada. No sabemos si la querían raptar o mandarme un mensaje", sostuvo a LA NACION Kinan Sánchez.

En ese momento se acercó una mujer que le aconsejó a la adolescente que se fuera a su casa y le contara todo lo que había pasado a su madre.

Kinan Sanchez y su familia debieron abandonar Tierra del Fuego después de recibir amenazas de muerte. La última fue dirigida a su hijo más pequeño, que hoy tiene tres años. Las intimidaciones,efectuadas por propietarias de prostíbulos, fueron realizadas en persona y por medio de redes sociales.

En su perfil de la red social Twiiter, donde se define como "Activista. Abolicionista. Sobreviviente de trata sexual", Kinan Sánchez criticó a funcionarios nacionales y sostuvo: "No vuelvan a decirnos que vivamos como una familia normal cuando nunca nos garantizaron normalidad ni protección".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.