Jorge Mangeri, serio y en silencio durante la primera audiencia del juicio por el crimen de Ángeles Rawson

Mangeri se mantuvo serio y callado durante las cuatro horas que duró la primera audiencia del juicio oral
Mangeri se mantuvo serio y callado durante las cuatro horas que duró la primera audiencia del juicio oral Fuente: Telam
La defensa del portero pidió la suspensión de la apertura del debate, por lo que se pasó a un cuarto intermedio hasta la semana próxima: cómo fue el detrás de escena de la jornada inicial
Sol Amaya
(0)
18 de febrero de 2015  • 17:32

A las 5.30 de la madrugada Jorge Mangeri, el único acusado por el crimen de Ángeles Rawson, ya estaba en los Tribunales de la calle Talcahuano, a la espera de la primera audiencia del juicio oral. De jeans, zapatillas y remera blanca, el portero del edificio de Ravignani 2360, donde vivía la joven asesinada, ingresó a la sala del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 alrededor de las 8.30.

Mangeri llegó al juicio acusado de "abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa agravado por haber causado un grave daño a la salud física de la víctima y femicidio agravado por haber sido cometido criminis causa".

Además de los jueces Fernando Ramírez, Ana Dieta de Herrero y Jorge Gettas, y de los fiscales Julio Castro y Fernando Fiszer, otras 25 personas presenciaron desde el público el comienzo del debate oral. Entre ellos, María Elena "Jimena" Aduriz y Franklin Rawson, padres de la adolescente cuyo cuerpo sin vida fue hallado en las cintas de la CEAMSE el 11 de junio de 2013. También estaba uno de los hermanos y otros allegados a la víctima, además de algunas mujeres de la Asociación Madres del Dolor. Para representar a la familia como querellante estaba el ex fiscal y abogado Pablo Lanusse.

Franklin Rawson y María Elena Aduriz, los padres de Ángeles, en el juicio, contenidos por sus familiares
Franklin Rawson y María Elena Aduriz, los padres de Ángeles, en el juicio, contenidos por sus familiares Fuente: Telam

Acompañando a Mangeri, además de su abogado, Adrián Tenca, estaban su hermano y otros parientes cercanos, aunque su mujer, Diana Saettone, no pudo ingresar a la sala porque tendrá que declarar como testigo en el juicio. La defensa se quejó de esta situación, pero los jueces determinaron que Saettone sólo podrá presenciar el debate luego de prestar su testimonio ante el Tribunal.

Durante las cuatro horas que duró la audiencia, Mangeri se mantuvo serio, sin intercambiar palabras con sus abogados, mirando fijo al Tribunal y entrecerrando los ojos cada tanto. Sólo durante el primer cuarto intermedio el portero se dio vuelta para saludar a los familiares que estaban en la sala.

Alrededor de las 9.40, comenzó la lectura de la acusación contra Mangeri, que se extendió por varias horas. Desde la segunda fila, sentada junto a su ex marido, la madre de Ángeles miraba fijo al portero. A su lado, una joven familiar la abrazaba, mientras que Franklin era contenido por su hermana.

La defensa del portero pidió la suspensión del debate
La defensa del portero pidió la suspensión del debate

Una vez terminada la lectura de la acusación y del requerimiento de elevación a juicio, Tenca, abogado de Mangeri, se dirigió al Tribunal para solicitar la "nulidad de la apertura del debate" hasta tanto queden firmes una serie de planteos que presentó contra el inicio del proceso y la recusación de los jueces que llevan adelante el debate.

El abogado volvió a mencionar que ya había objetado al Tribunal por rechazar las pruebas que la defensa presentó y que ese planteo todavía no está firme. "Somos una defensa desnuda de pruebas", dijo Tenca.

Para Lanusse, representante de la familia de la víctima, este requerimiento es "absurdo" y así lo planteó. También los fiscales consideraron que la solicitud de suspender el debate debía ser rechazada.

Ante esta petición, alrededor de las 13.20, el Tribunal pasó a cuarto intermedio hasta el próximo miércoles, cuando anunciarán su decisión sobre el reclamo del abogado de Mangeri.

La familia de Ángeles se retiró de los Tribunales luego de que Franklin hablara brevemente con la prensa. "Fue difícil estar mirando al asesino de mi hija a tres metros de distancia", dijo. "Se me remueve el estómago, tuve que contenerme", añadió el padre de la víctima.

"Acusado y privado de su libertad por un crimen que no cometió", rezaban las remeras de los familiares de Mangeri a la salida de Tribunales
"Acusado y privado de su libertad por un crimen que no cometió", rezaban las remeras de los familiares de Mangeri a la salida de Tribunales

En tanto, la familia de Mangeri esperó en la puerta de la sala hasta que el portero fue retirado del lugar. "Jorge inocente, Jorge inocente", le cantaban. Todos ellos salieron de Tribunales vistiendo unas remeras con la leyenda: "Jorge Mangeri, acusado y privado de su libertad por un crimen que no cometió". Además llevaban brazaletes negros con la palabra "inocente" escrita en letras blancas.

Por: Sol Amaya

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.