La buscaban desde hacía dos semanas: la habían asesinado

La víctima, junto al sospechoso
La víctima, junto al sospechoso Crédito: Télam
El cuerpo de Milagros Robledo, de 17 años, fue hallado semienterrado; un conocido de ella, detenido
(0)
29 de noviembre de 2019  

Milagros Robledo, de 17 años, era buscada desde hacía dos semanas, cuando salió de su casa para hacer un recorrido aeróbico. Ayer, su cuerpo fue hallado, con signos de haber sido ahorcada, cerca del cementerio municipal de la ciudad bonaerense de General Villegas.

La policía apresó a un joven conocido de la adolescente, que quedó acusado de femicidio.

A partir de la investigación encarada por el fiscal Fabio Arcomano, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 6 del Departamento Judicial Trenque Lauquen, se determinó que el 13 de este mes Milagros salió de su casa con su bicicleta, sin dinero y con dos teléfonos celulares que en la última semana estuvieron inactivos y que luego se confirmó que el acusado había vendido uno y regalado el otro.

La bicicleta de la chica fue encontrada abandonada en la vereda de un local de artículos deportivos situado en Rivadavia entre Necochea y Belgrano, muy cerca del domicilio de la víctima. Según fuentes de la investigación, el sospechoso del crimen habría llevado la bicicleta hasta ese lugar para despistar.

La clave de la investigación fue el análisis de las cámaras de seguridad del municipio y de comercios y viviendas particulares. Con sus imágenes se pudieron reconstruir los últimos movimientos de Robledo y del sospechoso ahora preso.

"Milagros participaba de un grupo de running informal que tiene un circuito en la zona del cementerio de General Villegas. El día de la desaparición la chica quedó filmada junto a uno de los integrantes de ese grupo. Ella iba en bicicleta y él corría a su lado", detalló el fiscal, según consignó la agencia Télam.

Se determinó que la chica salió de su casa a las 18.30. Luego, se encontró con el sospechoso, Adrián Almirón, de 25 años, en la plaza Islas Malvinas, cerca de la estación de tren de General Villegas. Desde allí se dirigieron hacia el Parque Municipal y luego, hacia la zona del cementerio villeguense.

Al ser la última persona que estuvo con la adolescente antes de su desaparición, el testimonio de Almirón, un changarín que hace dos años se instaló en esa ciudad, resultaba clave para la investigación.

Al ser interrogado, Almirón dio una serie de versiones sobre el recorrido que habían realizado para llegar hasta la zona donde harían ejercicio, y afirmó que dejó allí a Milagros junto a otra persona.

"Esa tercera persona es un empleado municipal que tenía una coartada firme, ya que estaba trabajando en el momento del hecho. Eso, sumado a una serie de contradicciones en que incurrió, hicieron que Almirón quedara aprehendido como sospechoso", dijo el fiscal.

A partir de la declaración del imputado, los policías rastrillaron el lugar donde dijo que había dejado a Milagros con aquel otro hombre. A 50 metros de allí fue hallado el cuerpo de la adolescente, semienterrado y en estado de descomposición.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.