La Ciudad decidió adherirse al nuevo protocolo policial de uso del arma de fuego

La ministra Bullrich impulsó una reforma en la utilización de la fuerza frente al delito
La ministra Bullrich impulsó una reforma en la utilización de la fuerza frente al delito
Daniel Gallo
(0)
4 de diciembre de 2018  • 19:07

La ciudad de Buenos Aires decidió adherirse al protocolo de uso del arma de fuego que la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich , determinó para las fuerzas federales. La decisión de la administración porteña tiene una importancia superior al simple acompañamiento de una propuesta del gobierno nacional, ya que en la práctica el delito común en las calles metropolitanas es enfrentado directamente por la Policía de la Ciudad, que tendrá en los próximos días nuevas directivas para la resolución de situaciones con el arma reglamentaria.

El vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli -que asumió la semana pasada la conducción directa del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad-, se reunió con la ministra Bullrich y volverá a encontrarse con la funcionaria nacional en los próximos días para avanzar con el nuevo protocolo para la policía porteña.

La Ciudad pidió, en los contactos de Santilli con Bullrich, que se avance en un protocolo más completo del uso de toda clase de arma policial. Las autoridades porteñas quieren que se defina una doctrina nacional también para otros elementos utilizados por la policía para controlar delitos, como las balas de goma y los gases antidisturbios. Fuentes porteñas recordaban lo sucedido en una reciente manifestación frente al Congreso, cuando la Justicia limitó incluso el uso de esas armas no letales y el incidente allí se transformó durante varias horas en un tiro al blanco de piedras contras los uniformados. Esperan conseguir una reglamentación que señale los pasos a seguir por los uniformados en cada potencial enfrentamiento.

El gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal , en tanto, estudia ese protocolo nacional y en La Plata aún no se tomó una decisión de sumar o no a la policía bonaerense.

En la Casa Rosada, el presidente Mauricio Macri apoyó la reglamentación firmada por la ministra Bullrich y habló de la necesidad de impulsar "un cambio de cultura" en relación con las fuerzas de seguridad.

"Es el momento político justo para anunciar el protocolo, porque es el momento para el cambio cultural. Los policías deben usar las armas, está muy bien y es lógico que puedan defenderse", dijo Macri frente al gabinete de Seguridad, según confiaron fuentes de Presidencia. "Estoy muy de acuerdo con el nuevo reglamento. Este es el punto de inflexión porque los argentinos estamos recuperando la autoestima y se hizo muy bien el G-20, y sorprendimos al mundo y a nosotros mismos", agregó. Estaban presentes Bullrich, Eugenio Burzaco, Gerardo Milman y otros funcionarios del Ministerio de Seguridad.

Patricia Bullrich habló sobre las nuevas medidas de seguridad - Fuente: Télam

03:35
Video

La ministra Bullrich estuvo anteanoche en el programa Odisea Argentina , emitido por LN+ , y afirmó: "La Argentina es un país raro. Se discute la Taser -una pistola de descarga eléctrica utilizada por policías de varios países, como Australia- como si fuera un arma terrible, pero nuestro policiales van armados con armas letales". Y agregó: "Venimos de una vieja historia, de la dictadura, en la cual se le fue sacando la capacidad de acción a la policía hasta que terminamos a una policía de brazos caídos. Bueno, nosotros estamos cambiando esa filosofía. No estamos de acuerdo con eso. Lo venimos haciendo en todos los hechos. Queremos fuerzas policiales que puedan cumplir con el rol de defender a la ciudadanía".

La nueva regla de empeñamiento para las fuerzas de seguridad federales indica: "Se hará uso de las armas de fuego cuando resulten ineficaces otros medios no violentos en casos de defensa propia o de otras personas. Para impedir la comisión de un delito particularmente grave, que presente peligro inminente para la vida o la integridad física de las personas; para proceder a la detención de quien represente ese peligro; para impedir la fuga de quien represente ese peligro inminente, y hasta lograr su detención inminente y oponga resistencia a la autoridad".

Para la ministra Bullrich una de las bases en las que se pudo desplegar el operativo de seguridad del G-20 fue el apoyo que las fuerzas federales tienen en el Gobierno. "Ellos (por los 22.000 efectivos movilizados) sabían que podían ponerse firmes en los controles, porque tenían el respaldo para hacerlo, es un cambio cultural que generamos", fue el mensaje que transmitió la ministra luego de la finalización de esa reunión de jefes de Estado.

El cambio en la doctrina del uso del arma reglamentaria -firmado la semana pasada, poco antes del inicio del G-20- buscó consolidar dentro de las fuerzas esa sensación de respaldo político, especialmente tras varios casos de policías procesados tras abatir a delincuentes.

El protocolo sobre el uso de armas de fuego generó apoyo y reacciones adversas. "Este reglamento busca convalidar prácticas policiales contrarias a los estándares y acuerdos internacionales", aseguró Gabriel Fuks, defensor adjunto del Pueblo de la Ciudad.

Informe de Mariano Obarrio

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE LN+

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.