La Justicia envía a una universidad marihuana incautada para evaluar la producción de aceite medicinal

Planta de Cannabis sativa
Planta de Cannabis sativa Fuente: Archivo
Darío Palavecino
(0)
10 de septiembre de 2019  • 17:54

MAR DEL PLATA. Un fallo judicial autoriza disponer de hojas, plantas y cogollos de marihuana incautados durante un procedimiento para ser derivados a científicos de la Universidad Nacional de Mar del Plata que investiguen la posibilidad de producción de aceite de cannabis de uso terapéutico.

Aquellos estupefacientes habían sido hallados en un domicilio particular donde la propietaria lo tenía como materia prima para lograr ese derivado que utilizaba para el tratamiento de su hijo, afectado por una enfermedad que complica su desarrollo. Estaba imputada por tenencia de estupefacientes y en la misma resolución se dispuso su sobreseimiento.

Esta novedad lleva la firma del juez Saúl Errandonea, titular del Juzgado de Garantías N°2 del Departamento Judicial Mar del Plata, que autorizó el pedido que había formalizado Leandro Favaro, fiscal de la unidad provincial local especializada en casos de drogas.

En el escrito deja constancia de cuidados jurídicos y técnicos que se tienen que dar para la entrega de aquella marihuana a la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales local. La decisión del magistrado abre así el camino a los científicos para trabajar con una materia prima que hasta el momento la ley no les permitía.

Marina Daniela Cejas, imputada por tenencia simple de Estupefacientes, había reclamado a la justicia la restitución de la marihuana que tenía en su casa. Argumentó que su destino era la producción de aceite de cannabis para su hijo. Justifica que el niño padece una enfermedad que requiere tratamiento que la obra social no le cubre.

El material secuestrado Cejas estaba compuesto por hojas de cannabis sativa que mantenía dentro del freezer de la heladera de su casa. En un taller, cinco frascos de vidrio con "cogollos" de marihuana, once tallos de la misma especie y en el patio siete plantas.

El propio fiscal pide al juez el sobreseimiento de la mujer de aquellos cargos (enmarca su caso en lo estipulado en el art. 323 inc. 3° del Código de Procedimiento Penal) y también le solicita autorización para "decomisar el material estupefaciente secuestrado y remitirlo a la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Departamento de Química, para ser utilizado en el marco del proyecto "Estudio sobre las propiedades del aceite medicinal de cannabis y sus componentes".

El fiscal resalta en su presentación la falta de materia prima para manufacturar el aceite de cannabis por parte de los organismos nacionales y deja constancia de proyectos de investigación realizados por la universidad pública que tampoco cuenta con material estupefaciente para avanzar "tornándolos vacíos de contenido y, por ende, obturándose la posibilidad de profundizar los conocimientos sobre el cannabis utilizado con fines medicinales".

Su pedido, autorizado por Errandonea, fue remitir el producto de aquel secuestro a la Facultad de Ciencias Exactas, Departamento de Química, para ser utilizada en el marco del proyecto: "Estudio sobre las propiedades del aceite medicinal de cannabis y sus componentes", a cargo de la investigadora Cristina Ramírez con autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat) para el manejo de estas sustancias.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.