La pista del mexicano con el tatuaje de la cabra y dos cuchillos

Pozas Iturbe cuando fue detenido por orden del juez Marcelo Aguinsky
Pozas Iturbe cuando fue detenido por orden del juez Marcelo Aguinsky
Al narco Pozas Iturbe le mandaban cada semana 40 cajas de efedrina
Gustavo Carabajal
(0)
13 de junio de 2019  

"Leopoldo, Ricardo Sladkowski y Carlos San Luis buscaban efedrina para vendérsela a Rodrigo". La frase pertenece a Cristian Heredia y fue expuesta hace ocho años en el juicio oral que terminó con las condenas de los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor y Marcelo Schillaci por su presunta responsabilidad en los asesinatos de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina.

En su declaración, Heredia mencionó a "Rodrigo". Se trata de Rodrigo Pozas Iturbe, quien apareció vinculado al principio de la investigación. A partir de los allanamientos de ayer, Pozas Iturbe, un mexicano, actualmente detenido por tráfico de cocaína, volvió a quedar involucrado en la causa del triple homicidio de Forza, Ferrón y Bina.

Durante la investigación del triple asesinato se estableció que Pozas Iturbe, que tiene en su cuerpo el tatuaje de una cabra cruzada con dos cuchillos, señal de su pertenencia a un cartel mexicano, se reunió con Bina y Forza en una estación de servicio de General Rodríguez y en una oficina de Pilar.

Ayer, Heredia, San Luis y Sladkowski, pasaron de testigos a imputados por el supuesto tráfico de efedrina y sospechosos en el triple homicidio. Según los dichos de Heredia, "Leopoldo" es Bina. Su amigo del gimnasio y el proveedor de suplementos dietarios para quemar grasas.

"Se reunieron el 25 de julio de 2008 con Pozas Iturbe, que venía de la mano de Bina, en el Open de Pilar, a quien pensaban venderle una importante cantidad de efedrina; sin embargo, el negocio se frustró ante una diferencia sustancial entre las partes, pues los vendedores aludían al precio en dólares por kilo y los compradores, en moneda de curso legal. Se vieron así, en la necesidad de salir a conseguir urgentemente un comprador", expresó el tribunal que condenó a los hermanos Lanatta y Schillaci.

Según declaró la esposa de Bina, "con el tema de la efedrina Leo ya venía desde mediados del 2007 y en esto estaba con San Luis, Sladkowski y Pozas Iturbe. Le mandaba la efedrina a México en cajas. Más o menos 40 cajas semanales y ganaba US$300 por bulto".

En marzo del año pasado, Pozas Iturbe fue condenado por el Tribunal Oral en lo Penal Económico (TOPE) N° 3 a la pena de seis años de prisión como integrante de una asociación ilícita que traficaba cocaína a Europa por medio de "mulas" que llevaban la droga oculta en las suelas de sus zapatillas.

Según el expediente judicial, el plan criminal era ambicioso y perverso. Inclusive lo conversó con la madre de su hijo. Ella estaba en Ecuador cuando le escuchó decirle a través del Skype: "En mi master plan estoy pensando en armar una estructura mucho más fuerte. Más gang, más tipo rusa-china. Y me he repetido hasta el cansancio que tengo que ser un absoluto hijo de puta. Golpear, amedrentar, ser cruel y despiadado. Técnica de terror... No hay otra, el miedo es lo único que puede, en su momento, meter orden en lo que quiero hacer. Yo quiero traer lo de Breaking Bad; acá es moda, no se consigue y es carísima".

La causa judicial estuvo a cargo del juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky. En la investigación participó la fiscal María Gabriela Ruiz Morales.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.