La Plata tuvo su primera "Marcha de la Gorra"

La marcha es un reclamo por la violencia policial y el gatillo fácil
La marcha es un reclamo por la violencia policial y el gatillo fácil
Bajo el lema “Mi cara, mi ropa y mi barrio no son delito”, protestaron contra la violencia policial
Rosario Marina
(0)
23 de noviembre de 2016  • 20:12

LA PLATA.- Bajo el lema “Mi cara, mi ropa y mi barrio no son delito”, más de veinte organizaciones sociales llevaron adelante hoy la primera Marcha de la Gorra en esta ciudad. En una declaración conjunta, le exigieron a la gobernadora María Eugenia Vidal que cree más programas de inclusión, que se implemente de forma plena la ley de promoción y protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes y que exista un control ciudadano de las fuerzas policiales.

“La situación es cada vez más difícil en los barrios populares, ya estaba mal con la gestión anterior pero está recrudeciéndose. Hay una saturación policial cada vez más grande”, explicó a LA NACION Tristán Basile, integrante de Movimiento Popular Patria Grande.

Según explicaron las organizaciones, el objetivo fue, por un lado, mostrar la cultura popular que se produce en los barrios, y por otro denunciar la violencia policial hacia los jóvenes.

“El gobierno de María Eugenia Vidal se dispone a gastar 48 mil millones de pesos en Seguridad durante el 2017; cuatro veces el presupuesto destinado a Desarrollo Social y casi dos veces el de Salud Pública”, denunciaron en el comunicado.

Además, indicaron que en una encuesta del Observatorio de Políticas de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, “el 35% de los pibes y pibas dijo haber sido parado y revisado en la calle por la policía al menos una vez”. Muchos de estos casos incluyeron insultos, golpes o traslados a la comisaría.

“Los consejos locales (creados por la Ley de promoción y protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes) no están funcionando. Vemos que los trabajadores son muy precarizados”, dijo a LA NACION Gerónimo Mártire, de la CTA Autónoma de la provincia de Buenos Aires. “Pedimos que los recursos vayan destinados a esa ley”, agregó.

Las organizaciones exigieron la plena implementación de la Ley de promoción y protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes, más programas de contención e inclusión para los chicos y chicas, control ciudadano de las fuerzas policiales y creación de la policía judicial. Además de pedir que se deje de criminalizar y perseguir a los jóvenes y la pobreza, y el cese del gatillo fácil.

Vivirlo en carne propia

Marina y Lucila actúan de ellas mismas. Frente a la gobernación, en la calle, con una gorra cada una en la cabeza, se encuentran con dos chicas que tienen boinas azules. Les piden el documento, les dicen que se están drogando. Ellas contestan, exigen sus derechos. La obra se termina y cantan una canción en el escenario.

Marina Iturbide vive en el barrio el Retiro y es parte del grupo de jóvenes del colectivo La Casa, una de las organizaciones que armó esta marcha. “Nosotros lo vivimos en carne propia. Sabemos lo que es que te pare la policía. Cuando tenía rastas me paraban todo el tiempo porque supuestamente andaba fumando faso. O a ella la paran por usar visera”, dice la chica de 18 años, y señala a su amiga.

“A mi hermano lo pararon en la esquina de la escuela tomando una coca. El patrullero paró, le pidió los nombres, el número de documento. Inventaron que estaban armados”, cuenta Lucila.

10 años de la Marcha de la Gorra

El viernes pasado se realizó la décima edición de esta marcha en Córdoba, ciudad donde se originó. Allí, miles de jóvenes junto con organizaciones políticas y sociales pidieron por la derogación del Código de Convivencia, y reclamaron, con el lema “¿Hasta cuándo? El Estado es responsable”, por chicos muertos a manos de la policía en casos de gatillo fácil.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.