La violencia y los crímenes en Rosario aumentaron alrededor de los búnkeres

La Justicia identificó 67 quioscos de venta al menudeo; cerca de ellos hubo ajustes de cuentas; los vecinos, a favor del operativo federal de ocupación
Germán de los Santos
(0)
21 de abril de 2014  

ROSARIO.- El listado de 67 búnkeres que está en poder de la justicia federal aporta indicios sobre cómo se vende la droga en Rosario y por qué estos lugares, visibles y accesibles para cualquiera, no fueron desarticulados hasta que dos mil efectivos de las fuerzas federales desembarcaron aquí, hace 12 días. Durante la última semana, el Ministerio de Seguridad provincial y la municipalidad local demolieron ocho de esos quioscos de droga en esta ciudad y dos en la vecina localidad de Villa Gobernador Gálvez.

Las zonas sur y sudoeste son aquellas en las que más quioscos de droga estaban en funcionamiento, según surge del informe que posee la justicia federal y que sirvió como "hoja de ruta" durante los allanamientos que se realizaron durante el megaoperativo del 9 de este mes.

En la calle Flammarion había dos quioscos, uno al 5500 y otro al 4900. Estos puestos de venta encendieron la violencia en el sur de la ciudad, donde en un radio de no más de diez cuadras se cometieron cinco crímenes en menos de tres meses.

El jueves pasado fue detenido Jonathan Gauto, un joven de 19 años, acusado hasta ahora de dos homicidios: el de Alberto Fernández, de 38 años, baleado el 12 de este mes en medio de una disputa en la que no tenía nada que ver, y el de Esteban Gálvez, de 36 años, acribillado el 4 de marzo en Juan Canals al 2600. Según fuentes judiciales, Gauto estaría relacionado también con el homicidio de Lisandro Mena, supuesto sicario de la banda de Los Monos asesinado el 24 de diciembre pasado en el semáforo de Batlle y Ordóñez y Oroño, a metros del casino.

Otro sector de la zona sudoeste donde se diseminaron los búnkeres es en la calle Felipe Moré. Cuatro fueron allanados durante los últimos días. En torno al quiosco de drogas ubicado en la intersección con Uruguay se han producido crímenes que dispararon la ira de los vecinos. Así ocurrió tras la muerte de César Oviedo, de 34 años; hace dos años, la gente de la zona destruyó con sus propias manos el búnker, que luego volvió a funcionar. Oviedo era militante del Frente Popular Darío Santillán y participaba de actividades en la zona de la Vía Honda.

Este caso y la reacción de los vecinos dieron pie a que a mediados de 2012 el Ministerio de Seguridad provincial empezara a usar como método de intervención la demolición de búnkeres con topadoras. Tenía el consenso social para hacerlo. Pero volvían a funcionar al poco tiempo, por las deficiencias en los controles y cierta complicidad policial. La idea de volver a derrumbar los búnkeres contó con el aval del secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.

El 9 de enero pasado, Juan Carlos Esquivel, de 35 años, fue ultimado a balazos por tres sujetos armados cerca de ese búnker de Felipe Moré y Uruguay. "Le metieron un tiro delante de su hija y se fueron en un taxi", denunció la hermana de la víctima, quien acusó a los responsables del búnker por el ataque.

Los quioscos de venta de droga, muchos de ellos blindados, construidos con ladrillos y paredes de hormigón, se transformaron en un eje de violencia en los barrios. Gran parte de ellos son atendidos por menores que son adictos y que están largas horas encerrados en condiciones deplorables. La única comunicación con el exterior es una ventana muy pequeña por donde pasan la droga y el dinero. Esta modalidad de venta de droga se impuso a causa de los tiroteos entre las bandas.

Apoyo de la gente

En medio de los patrullajes de los gendarmes y prefectos, el gobierno santafecino realizó una encuesta para evaluar el nivel de aceptación que tuvo el operativo de "desembarco pacífico" de las fuerzas federales. El relevamiento -una muestra de 318 casos- demostró que el 86% de los encuestados valoró como positivo el operativo. Más de la mitad de los entrevistados evaluó con un "bien" que el gobernador Antonio Bonfatti haya solicitado apoyo de las fuerzas nacionales para combatir el narcotráfico. El 75% sostuvo que el trabajo en conjunto de las fuerzas provinciales y nacionales ayudará a disminuir la violencia en las calles. Y el 45% opinó que estas acciones contribuirán "bastante" a desarticular las redes del narcotráfico.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.