Les robaron dos veces en cinco días

Esta vez la víctima fue una mujer de 82 años; el domingo pasado ya había sido asaltado el mismo edificio
Cecilia Millones
(0)
30 de marzo de 2012  

"¿Qué pasó Silvia?", preguntó Sabrina, una abogada y vecina del edificio de Juncal 2869, a la encargada del inmueble. "Entraron en el departamento de Nina", respondió ella angustiada. Días atrás, Nina, una jubilada de 82 años, relataba con nostalgia a LA NACION los viejos tiempos en los que Recoleta era un barrio seguro. Ayer, vivió la inseguridad en carne propia cuando un grupo de delincuentes ingresó por el balcón a su vivienda del segundo piso, la amenazó y le robó dinero, joyas y hasta alimentos del freezer: fue el segundo robo registrado en el edificio en cinco días.

El domingo pasado un grupo de delincuentes desvalijó durante la tarde los cuatro departamentos del sexto piso de este mismo inmueble.

Ayer, en tanto, y según relataron los vecinos, el hecho ocurrió a las 5.30, cuando los delincuentes ingresaron por el balcón del segundo piso y hasta se llevaron alimentos del freezer. "La amenazaron con un cuchillo que agarraron de su cocina, la ataron en el cuarto y taparon la cara con una sábana, mientras agarraban dinero y joyas", agregó Silvia Vega, la encargada.

A su vez señaló que tras regresar de realizar la denuncia en la comisaría 53a., Nina continuaba muy angustiada y se aferraba fuerte a su pequeño perro, mientras relataba que los delincuentes amenazaron con matarlo si no dejaba de ladrar. Agregó que los vecinos tomaron sus llaves, por lo que, al igual que el domingo pasado, la puerta de entrada al edificio no fue violentada, y nuevamente ayer estaban organizando el cambio de cerradura.

"Mientras sigamos con esta impunidad, los vecinos del barrio vamos a estar muy preocupados", agregó por su parte Sabrina, quien desde hace más de 30 años es propietaria de uno de los departamentos del edificio. "La falta de justicia acarrea este tipo de hechos de inseguridad que se reiteran tan a menudo", señaló.

Los vecinos de la cuadra se mostraron nuevamente preocupados por los reiterados hechos de inseguridad de los últimos meses en el barrio, mientras avanzan en la actualización de su propio mapa del delito dado a conocer en junio de 2011.

"Los porteños pagamos a las dos policías y cada vez tenemos más inseguridad", señaló a LA NACION Nelson Durisotti, presidente de la Asociación Barrio Recoleta, la cual, junto con foros y grupos vecinales, confeccionó este mapa del delito en Recoleta con datos oficiales y de vecinos sobre delitos no denunciados.

"Que vayan a robar al mismo edificio en menos de una semana es una tomada de pelo. Tienen que empezar a aparecer soluciones de la policía para este tema y dejar de lado argumentos que justifiquen su inacción, como ser la falta de personal", agregó Durisotti molesto.

"Enterarte de un nuevo robo ya es cosa de todos los días", señaló por su parte Juan José Fazio, de 54 años, quien con su familia tienen un puesto de diarios desde hace más de 30 años en la esquina de French y Laprida. "Cada vez se ven más desconocidos que circulan frecuentemente por el barrio y no se ve la misma cantidad de policía patrullando por las calles, como en otros años", agregó.

Los hechos de inseguridad eran contados ayer con angustia por sus propios protagonistas. "Dos años atrás me limpiaron la casa", contó a LA NACION Pilar Antón, una jubilada de 64 años que vive en French y Azcuénaga, y relató que tras haber asistido en la calle a una joven que se había desmayado, no se percató de que otra joven que la acompañaba tomaba las llaves de su cartera y, al regresar, le habían desvalijado la casa. "Pero al igual que todos los vecinos tengo que seguir saliendo a la calle y viviendo la vida", señaló preocupada.

Durisotti indicó que hoy, entre las 20 y las 21, estarán recibiendo denuncias de los vecinos para actualizar el mapa en la iglesia de Patrocinio San José, Ayacucho 1066.

El mapa muestra los sitios donde sucedieron hurtos y robos, hechos o intentos de abuso y lugares donde se venden drogas o se ejerce la prostitución. A su vez, se resaltan las tres zonas más conflictivas: la de la plaza Mitre, la zona del colegio San Agustín y Hospital Rivadavia, y la de la plaza Houssay.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.