Llega al final un juicio histórico contra la explotación sexual