Llegó como turista, lo detuvieron por robar un celular y 15 meses después reincidió

La detención del sospechoso tras robar en Recoleta
La detención del sospechoso tras robar en Recoleta
Gabriel Di Nicola
(0)
22 de junio de 2019  • 08:05

Carlos Ballen Tique nació en Bogotá, Colombia, en septiembre de 1992. El año pasado llegó a la Argentina como turista. Pero en medio de sus "vacaciones" se dedicó a robar teléfonos celulares en la ciudad de Buenos Aires. En marzo del año pasado había sido detenido cuando escapaba después de protagonizar un hecho en Boedo. Quince meses después reincidió y fue apresado por la Policía de la Ciudad en Recoleta. Ahora está procesado con prisión preventiva.

El momento de la detención del sospechoso

00:55
Video

Así lo informaron a LA NACIÓN fuentes judiciales. Ballen Tique fue apresado el 6 de este mes en Las Heras y avenida Pueyrredón. Tan solo cuatro días después fue procesado con prisión preventiva por el juez en lo criminal y correccional porteño Martín Yadarola.

El magistrado procesó al ciudadano colombiano por cuatro hechos, dos ocurridos en marzo del año pasado en Boedo y Almagro, y los restantes sucedidos el 6 de este mes entre las 9 y las 9.30, ambos en Recoleta.

"Para el caso de recuperar su libertad, Ballen Tique podría seriamente entorpecer el curso de la investigación, máxime si se considera que tiene pleno conocimiento del domicilio de una de las víctimas, a quien le sustrajeron la llave en el que poseía la dirección de su domicilio particular. Por otra parte, no debe soslayarse la situación precaria de residencia del causante, quien resulta ser extranjero y ante la Dirección Nacional de Migraciones se encuentra registrado en condición de turista, cuya renovación se encuentra vencida. Tampoco puede dejarse de lado de que en estas actuaciones el causante goza de una exención de prisión concedida, cuya revocabilidad se proveerá en el incidente correspondiente, tras haber sido declarado rebelde al haber cambiado de domicilio sin dar aviso al Tribunal", sostuvo el juez Yadarola al fundamentar la decisión de dictar la prisión preventiva del sospechoso.

El primer hecho por el que fue procesado el "turista" colombiano ocurrió el 8 de marzo pasado en Almagro, frente al Hospital Italiano. La víctima sufrió el arrebato del teléfono celular mientras lo manipulaba. El ladrón escapó en una moto que lo esperaba a los pocos metros.

El segundo hecho sucedió el 15 de marzo en Inclán al 4200, en Boedo. Según el expediente judicial, Ballen Tique le sustrajo el móvil a un hombre que caminaba por la zona y, para escapar, se subió a una moto conducida por un cómplice. A las pocas cuadras, los ladrones chocaron contra un auto. Los sospechosos quisieron escapar a las corridas pero fueron detenidos por un oficial de la Policía de la Ciudad.

El hecho del 8 marzo de 2018 se descubrió cuando le allanaron la casa donde vivía y secuestraron el teléfono celular robado.

Fue beneficiado con una exención de prisión después de pagar una caución de 10.000 pesos. Pero no cumplió con las pautas fijadas por los funcionarios judiciales y se lo declaró en rebeldía.

Quince meses después de sus primera detención fue apresado en Recoleta. Ese día, entre las 9 y las 9.30, según el procesamiento firmado por el juez Yadarola, Ballen Tique, mientras conducía una moto, le robó la cartera a una mujer que caminaba por Santa Fe y Uruguay, en Recoleta.

A las 9.30 de ese mismo día, el ciudadano colombiano y un cómplice le robaron el teléfono celular a una persona que caminaba por Pacheco de Melo y Larrea. El hecho fue advertido por un oficial de la Policía de la Ciudad que comunicó la situación al Departamento de Emergencias Policiales.

Finalmente, en un control hecho en Las Herras y avenida Pueyrredón, el sospechoso fue detenido cuando conducía la moto utilizada en los robos de esa mañana. Cuatro días después era procesado con prisión preventiva por el juez Yadarola.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.