"Espero perpetua para todos", dijo Carolina Píparo en el comienzo de los alegatos