Lorenzetti afirmó que el narcotráfico aumentó en los últimos diez años

Durante la reunión del Consejo de Seguridad Interior, el presidente de la Corte llamó a coordinar políticas para enfrentar el crimen organizado
Gabriel Di Nicola
(0)
10 de junio de 2016  

Fuente: LA NACION

"La situación del narcotráfico en la Argentina es mucho más grave que lo que sucedía diez años atrás. El problema es que muchas veces el crimen organizado se enfrentó a un Estado desorganizado."

El autor de ese grave diagnóstico fue el presidente de la Corte Suprema , Ricardo Lorenzetti , en la III Reunión Nacional del Consejo de Seguridad Interior, que se celebró ayer en el hotel Howard Johnson, de Pilar.

Lorenzetti, que fue el invitado especial de una jornada en la que se debatió el problema de las drogas y de los ciberdelitos, sostuvo que es momento de ponerle un límite al narcotráfico. "No podemos dejar que esto evolucione. El Estado tiene que poner un freno", afirmó.

El presidente de la Corte de Suprema habló ante la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman; el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco; los jefes de las fuerzas federales, y los ministros de seguridad de todas las provincias y de la ciudad de Buenos Aires.

"El tema es muy difícil y tenemos grandes valores por defender porque esto afecta no sólo a la sociedad, sino también a la economía y al país. Tenemos que entender que es un tema transversal. No puede haber diferencias políticas, partidarias y discusiones menores. El crimen organizado ha enfrentado muchas veces a un Estado desorganizado. No puede ser que el crimen esté organizado y el Estado no", dijo Lorenzetti.

Si bien se cuidó de criticar los 12 años de gestión kirchnerista, el presidente de la Corte sostuvo: "Hoy el problema del narcotráfico es muchísimo más grave que hace diez años. La tendencia es creciente. Esto lo advertimos en todas las reuniones judiciales que tenemos. Diez años atrás era un problema muy localizado, después fue un problema de algunas regiones del Norte y hace dos años, cuando convocamos a jueces para crear una comisión contra el narcotráfico, vinieron magistrados de todo el país. La tendencia, en esta materia, era creciente".

Lo escuchaban con atención el jefe de la Policía Federal Argentina, comisario general Néstor Roncaglia; el director nacional de la Gendarmería Nacional, comandante general Gerardo Otero; el jefe de la Prefectura Naval, prefecto general Eduardo Scarzello, y el director nacional de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Alejandro Itzcovich Griot.

Lorenzetti dijo que no le parecía bueno calificar lo ocurrido en el pasado, pero sostuvo que al menos desde 2006, en cada inauguración del año judicial, desde la Corte se pidieron políticas de Estado contra el narcotráfico y no hubo una respuesta.

"Tenemos que coordinar las acciones entre el Poder Judicial, que es el que juzga, y las fuerzas de seguridad, que investigan y persiguen a los criminales. No tenemos que echarnos las culpas unos a otros porque el narcotráfico no respeta la división de poderes", sostuvo Lorenzetti.

Operativos de saturación

Anteriormente habían hablado Vidal y Bullrich. La gobernadora bonaerense sostuvo: "Todos queremos combatir el delito, tenemos que aprender uno del otro. Nos preocupan todos los delitos, pero sobre todo los complejos, como el narcotráfico. Desde que llegamos hemos tenido una política persistente con la policía de la provincia y con las fuerzas federales sobre zonas determinadas, con políticas de saturación para liberar esos territorios de distintas bandas de narcotraficantes que los sometían".

La ministra de Seguridad de la Nación, a su turno, afirmó: "Todos los días con las fuerzas federales de seguridad estamos pegándole al narcotráfico. Hoy cada provincia tiene su problemática".

Lorenzetti continuó con su diagnóstico sobre el problema del narcotráfico: "La evolución de la narcocriminalidad tiene un aspecto muy relevante en el ámbito económico. No hay delito si no hay utilidad económica. Lo que no puede pasar es que todos reaccionemos fuertemente cuando hay un caso de narcotráfico o de trata de personas, pero la sensibilidad social disminuya cuando el producto de eso pasa a la actividad financiera. En el plano de los valores y de los principios es lo mismo. Si no se apunta a desarticular la racionalidad económica del delito es difícil pedirles a las fuerzas de seguridad que solucionen todo el problema. Es un aspecto que debemos profundizar porque si logramos desarticular el funcionamiento económico vamos a tener mayor efectividad".

Sobre este punto, el ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, opinó: "Si no tenemos la decisión política de avanzar sobre lo que son las estructuras económicas de las bandas narcocriminales vamos a tener presos a los cabecillas de hoy, o de mañana, pero estas organizaciones seguirán avanzando".

Lorenzetti también habló de la importancia de implementar políticas sociales: "Es necesario trabajar para que en algún momento disminuya la demanda", precisó.

El presidente de la Corte, al cerrar su participación, reiteró su pedido de un mayor control en las fronteras y en el control aéreo. "En definitiva, lo importante es entender que debemos trabajar en forma coordinada, con mayor confianza entre los distintos poderes del Estado, porque es lo que demanda la sociedad".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.