Mataron a tiros a una joven policía y le robaron el arma reglamentaria

Mariel Gisella Duarte era oficial de la Bonaerense
Mariel Gisella Duarte era oficial de la Bonaerense
(0)
3 de julio de 2019  • 12:40

Una oficial de la policía bonaerense fue asesinada por un delincuente que la golpeó en la cabeza y luego la ejecutó de un tiro para robarle su arma reglamentaria cuando se dirigía a su trabajo, en González Catán, partido de La Matanza.

La oficial Mariel Gisella Duarte, de 26 años, es la quinta policía bonaerense y el décimo integrante de una fuerza de seguridad asesinado en lo que va del año en la Capital y el Gran Buenos Aires.

Según las fuentes consultadas por la agencia de noticias Télam, el hecho ocurrió este miércoles a la mañana en la calle La Bastilla, entre Echaurri y Donizetti, cuando Duarte se dirigía, vestida con su uniforme y con el chaleco antibalas colocado, a su trabajo en el Comando de Patrullas Norte de La Matanza, en la localidad de Ramos Mejía.

Según establecieron hasta el momento los investigadores, Duarte fue sorprendida desde atrás por un delincuente que iba a pie y le aplicó un golpe, aparentemente en la cabeza, lo que hizo que la oficial cayera prácticamente desvanecida al suelo. Acto seguido, y sin que la mujer policía lograra resistirse, el atacante le efectuó un disparo en la cabeza, que le ingresó por el parietal derecho y le produjo un orificio de salida por el izquierdo, dijeron los informantes.

Tras una llamada al 911 y la alerta irradiada, efectivos del Comando de Patrullas Sur de La Matanza arribaron al lugar. Cuando llegaron, la oficial de policía ya estaba fallecida.

Los investigadores advirtieron que el asesino de Duarte se apoderó del arma reglamentaria de la víctima, una pistola Bersa Thunder Pro calibre 9 milímetros.

Al ser atacada, la policía había caminado 250 metros desde su casa, en La Bastilla al 5700, y se dirigía a la parada de colectivos.

En el lugar trabajaron peritos de la Policía Científica y el fiscal especializado en Homicidios del Departamento Judicial La Matanza Claudio Fornaro, quien dispuso diversas diligencias para dar con el asesino, entre ellas, obtención de testimonios de vecinos y el relevamiento de cámaras de seguridad de la zona.

Además, el fiscal aguardaba para las próximas horas los resultados preliminares de la autopsia al cuerpo de la víctima.

En tanto, los investigadores policiales no descartaban que en el hecho haya participado un segundo delincuente, por lo que al cierre de esta edición estaban detrás de dos sospechosos, añadieron los voceros consultados.

Duarte formaba parte de la policía bonaerense desde hacía cinco años, era madre de un niño de 6 y actualmente vivía con sus padres.

Mariel Gisella Duarte era oficial de la Bonaerense
Mariel Gisella Duarte era oficial de la Bonaerense Crédito: Facebook

Sebastián Duarte, padre de la víctima, dijo en un reportaje con el canal de noticias Crónica que el asesino "llamó por su nombre" a su hija y que luego caminaron juntos como "media cuadra hasta que él le manoteó el arma".

De todos modos, el hombre negó que su hija conociera a su agresor: "A lo mejor alguien le dio el nombre a él para que le robara el arma".

"Mi hija no tenía ni un enemigo. Ayudaba a todo el mundo. Era de lo mejor, muy buena, y le robaron la vida", expresó Sebastián Duarte, quien relató que él y los vecinos quisieron auxiliar a la joven oficial una vez que fue baleada, pero no pudieron "hacer nada" para salvarla.

"Su hijo lloraba a los gritos", añadió el hombre, quien recordó que Mariel no sentía miedo de ser policía, sino que "le gustaba su trabajo".

Los antecedentes

Con el homicidio de la oficial Duarte creció a cinco el número de efectivos de la fuerza de seguridad bonaerense asesinados en 2019. El 8 de enero pasado, delincuentes mataron al teniente 1° Marcelo Pablo Acuña, de 52 años, tras asaltar una financiera del partido de Vicente López. El 7 de mayo mataron al agente Maximiliano Bruno (30) durante un robo, también en González Catán. El 17 de mayo, al capitán Miguel Ángel Jaime (55), en un asalto en Rafael Castillo, y el 1° de junio, al comisario inspector Carlos Valdez (46) para robarle el auto, en el partido de Moreno.

En cuanto a otras fuerzas de seguridad, en lo que va del año asesinaron a cuatro efectivos de la Policía de la Ciudad: el subcomisario Patricio Hernán Didoni (40), el oficial 1° Sergio Valenzuela (51), el oficial mayor Isaías Correa (31) y el oficial Alcides Leiva (36).

La décima víctima fue el sargento 1° de la Gendarmería Pablo Quiroga, de 49 años, que el 31 de mayo pasado fue asesinado de tres tiros en el pecho en Moreno por delincuentes que le robaron su arma reglamentaria, su celular y su billetera.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.