Misterio en Lanús: buscan a una mujer y a su hija desaparecidas durante el aislamiento obligatorio

Cristina Iglesias y su hija Ada se encuentran desaparecidas y en la habitación del novio de la mujer se encontraron rastros de sangre
Cristina Iglesias y su hija Ada se encuentran desaparecidas y en la habitación del novio de la mujer se encontraron rastros de sangre
(0)
27 de marzo de 2020  • 15:14

En días de fuerte restricción de movimientos puede causar preocupación cuando un familiar. Y esa inquietud aumenta si la Justicia encuentra manchas de sangre en la vivienda del novio de la persona buscada desde el pasado jueves. La sospecha judicial es que trata de un caso de violencia de género. Las posibles víctimas son una mujer de 40 años y su hija de 7, desparecidas desde ayer de su casa en la localidad bonaerense de Monte Chingolo, en Lanús. El hecho ocurre en medio del aislamiento social, sanitario y obligatorio decretado en medio de la pandemia de coronavirus Covid-19.

El fiscal de Lanús Jorge Grieco y detectives de la policía bonaerense no solo buscan a Cristina Iglesias y a su hija Ada, sino también a un joven identificado por fuentes judiciales como Abel Romero, que se había mudado con ellas durante de la cuarentena.

"Si bien la causa de inició como una averiguación de paradero, la sospecha es que estábamos ante un caso de violencia de género. Romero e Iglesias son pareja", explicó a LA NACIÓN una fuente judicial.

Abel Romero, el novio de la mujer desaparecida, también es buscado por la Justicia
Abel Romero, el novio de la mujer desaparecida, también es buscado por la Justicia

El fiscal Grieco estuvo en la casa de Iglesias en Purita al 4000, en Monte Chingolo, y en la pieza que alquilaba Romero, a diez cuadras de ese domicilio. Según información fuentes judiciales, en la casa de Iglesias se encontraron manchas de sangre y rastros de que el lugar había sido limpiado.

Las desapariciones se descubrieron después de la denuncia de una hija mayor de Iglesias. A la joven le parecía extraño las respuestas que recibía cuando se comunicaba por medio de WhatsApp con el celular de su madre.

"Cuando fueron hasta la habitación de Iglesias encontraron el colchón mojado, como si lo hubiesen lavado. Está situación más el hallazgo de manchas hemáticas nos hacen investigar la hipótesis de un doble femicidio o, por lo menos, de un intento de doble homicidio", afirmó una fuente con acceso al expediente.

Cuando Grieco y la policía allanaron la habitación que alquilaba Romero encontraron documentación y llaves que pertenecían a Iglesias.

Las desapariciones se descubrieron después de la denuncia de una hija mayor de Iglesias. A la joven le parecía extraño las respuestas que recibía cuando se comunicaba por medio de WhatsApp con el celular de su madre.

"Cuando fueron hasta la habitación de Iglesias encontraron el colchón mojado, como si lo hubiesen lavado. Está situación más el hallazgo de manchas hemáticas nos hacen investigar la hipótesis de un doble femicidio o, por lo menos, de un intento de doble homicidio", afirmó una fuente con acceso al expediente.

Cuando el fiscal Grieco y la policía allanaron la habitación que alquilaba Romero encontraron documentación y llaves que pertenecían a Iglesias. "Todavía no sabemos nada de mi hermana", señaló a la nacion Fernando Iglesias, hermano y tío de las desaparecidas.

Iglesias recordó que la familia comenzó a sospechar de que algo malo había pasado cuando anteayer intentaron comunicarse con su hermana y notaron que esta respondía los mensajes de WhatsApp con muchos errores de ortografía. "Ella siempre se comunica con videollamadas y ayer (por anteayer) extrañamente lo hizo con mensajes de texto mal escritos", comentó Iglesias.

Y agregó: "Una sobrina, hija de Cristina, fue a la casa para ver qué pasaba, pero solo estaba Romero y ante las preguntas de dónde estaba mi hermana respondió con mentiras", sostuvo el familiar de la mujer desaparecida junto con su hija. Según Iglesias, cuando su sobrina y el novio fueron a la comisaría 6a. de Lanús para presentar el caso, los agentes no quisieron tomar esa denuncia. Aseguró que la policía se interesó en este hecho solo por la insistencia personal de la familia. De esa manera, una patrulla llegó a la casa de la mujer.

"Faltaba ropa de mi sobrina Ada Y en una bolsa de residuos había cosas que mi hermana nunca tiraría, como cartas de una expareja y fotos de un hijo fallecido", aseguró Iglesias.

El hombre aseguró que hacía poco tiempo que su hermana estaba en pareja con esa persona, por lo que no sabía si había problemas en la relación o si era violento, ya que no lo conoció.

"Pedimos por favor que las encuentren lo más rápido posible, ella nunca se hubiese ido sin decirnos", expresó el hermano.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.