Murió una mujer que sufrió quemaduras en el 90% del cuerpo tras pelear con su pareja

Dos médicos declararon que ella admitió que se había rociado alcohol y prendido fuego
(0)
26 de diciembre de 2019  

Una mujer que el sábado sufrió quemaduras en el 90% del cuerpo tras una eventual pelea con su pareja, en una casa de José C. Paz, murió en las últimas horas en el Hospital Mercante, de ese partido del noroeste del conurbano.

Aunque un médico dijo que, antes de perder el conocimiento, ella dijo que se había rociado con alcohol y prendido fuego, la familia de Bárbara Balbuena, que tenía 29 años, acusa a su pareja, Cristian Sánchez, de 37, que hasta el momento no está imputado en el caso. La madre de Bárbara, María, afirmó ayer que su hija "no se roció con una botellita de alcohol", sino que "él la prendió fuego".

"Es un típico caso donde él después quiso cubrirse quemándose una mano y las piernas", dijo la mujer; resaltó que había visto a Sánchez tras el hecho y que no tenía "ninguna" lesión "en la cara".

Con respecto a la declaración de uno de los médicos que llegaron a dialogar con Bárbara y contaron que la joven se había autolesionado, María consideró que su hija "nunca hubiera declarado eso" y que en caso de haberlo hecho sería "por miedo" a acusar a Sánchez.

"Él dijo que ella quiso prenderlo fuego y que él se quiso defender", explicó la mujer; agregó que antes de este episodio fatal había visto a su hija "varias veces con moretones en el cuerpo". Al respecto, reveló que la hija mayor de Bárbara le decía "que no quería ir a la casa de Cristian porque le pegaba a su mamá".

También contó que ella había leído mensajes de texto que se enviaban sus hijas en los que Bárbara le decía a su hermana que "estaba esperando a cobrar la plata de sus hijos para irse, porque se quería separar".

Señaló María sobre eso: "Yo creo que ella estaba enamorada y amenazada, todo junto, y que la volvió enferma como él; no podían estar el uno sin el otro... De un día para otro él empezaba a llamarla, y no sé si la amenazaba con sus hijos o qué, pero ella volvía con él".

La mujer añadió que su hija "siempre fue una chica alegre y tenía sus amigos sinceros, que se alejaron de ella por culpa de este hombre". Agregó: "Todos lo cubren a Sánchez y saben que no es una buena persona, es un asesino; me dejó sin mi hija, nunca más voy a hablar con ella ni la voy a poder abrazar", dijo entre sollozos, antes de concluir: "Él está disfrutando su libertad y yo estoy llorando a mi hija. Únicamente pido justicia y que él quede preso".

Sin antecedentes

En tanto, fuentes policiales precisaron a la agencia de noticias Télam que Cristian Sánchez no está imputado en la causa, que tampoco cuenta con antecedentes penales y que como consecuencia de la muerte de Bárbara la carátula de la causa cambió de "averiguación de ilícito" a "averiguación de causales de muerte".

Las mismas fuentes dijeron que hasta ahora no se encontraron denuncias por violencia de género de parte de Bárbara contra su pareja.

El hecho ocurrió el sábado último en una casa situada en Muñiz al 5900, de José C. Paz, donde la joven sufrió graves quemaduras y debió ser internada en terapia intensiva del Hospital Domingo Mercante, mientras que Sánchez también fue asistido allí, con quemaduras en brazos y piernas.

Fuentes judiciales dijeron a la agencia Télam que, si bien resta practicar varios peritajes, las lesiones que Sánchez presentaba eran compatibles con las maniobras que declaró haber hecho, abrazando a su pareja para intentar apagar el fuego.

Tanto voceros policiales como judiciales indicaron que dos médicos declararon que en el hospital llegaron a dialogar con Bárbara antes de que perdiera el conocimiento y que les dijo que ella misma se había rociado con alcohol y prendido fuego.

La causa está a cargo de la fiscal Gloria Silvana Reguan, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada N° 22 de Malvinas Argentinas, que espera los resultados de los peritajes de rigor y toma testimoniales para esclarecer lo ocurrido.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.