Nuevo peritaje a una mujer acusada de matar a su esposo

Verónica González y Carlos Bustamante, en 2011
Verónica González y Carlos Bustamante, en 2011 Fuente: Archivo
Se busca establecer si Verónica González, imputada por el homicidio de Carlos Bustamante, tiene alguna patología preexistente
(0)
9 de diciembre de 2019  

Verónica González, acusada de haber asesinado a golpes a su marido, Carlos Bustamante, en Miramar, será sometida mañana a un nuevo peritaje psiquiátrico y se espera que a partir de los resultados del estudio la fiscal Florencia Salas pida la elevación a juicio de la causa por el crimen, ocurrido el 22 de marzo pasado.

Fuentes judiciales informaron a la agencia Télam que González, de 51 años, está imputada por el "homicidio agravado por el vínculo y por alevosía" de su esposo, de 66, quien murió tras haber sido golpeado en la cabeza mientras dormía en el domicilio en el que ambos convivían, en la calle 27 entre 46 y 48. En esa misma casa, en 2011, Gastón Bustamante, el hijo de 12 años del matrimonio, fue estrangulado en circunstancias que aún no fueron esclarecidas y que son investigadas en otro expediente.

La fiscal Salas explicó a Télam que pidió que la mujer sea sometida a un nuevo examen psiquiátrico para "ver si existe algún tipo de patología preexistente y si hay elementos a considerar con respecto a su comprensión de la criminalidad del acto por el que está siendo imputada y por el que eventualmente puede ser juzgada".

La evaluación será realizada en el Instituto de Ciencias Forenses del Departamento Judicial Mar del Plata, que funciona en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), y estará a cargo de Guillermo Luján.

González ya fue sometida en abril a un peritaje realizado por psicólogos, psiquiatras y un profesional de Policía Científica, y su dictamen no arrojó "ningún resultado determinante".

La fiscal no cree que esté frente a una mujer inimputable. "Considero que estamos frente a una personalidad bastante inteligente, por lo que arrojó la escena del crimen y por los indicios que marcan que trató de ocultar todo, entre otras cuestiones", afirmó.

A partir del dictamen del nuevo peritaje, que podría demorar algunas semanas, la fiscal estará en condiciones de solicitar la elevación a juicio de la causa, a poco más de un mes de que se venza el plazo para que lo haga.

González está presa en la Unidad Penal 50 de Batán desde el 23 de marzo pasado, y desde el 26 de abril se encuentra con prisión preventiva, dictada por el juez de Garantías Daniel De Marco.

En los primeros días de la investigación fueron hallados rastros de sangre en el baño de la casa que habían sido lavados para no ser hallados, así como otras manchas que no fueron borradas.

Para la fiscal, "en la investigación no está acreditado en absoluto que la víctima haya estado en el baño, ya que el hecho ocurrió en la habitación y en el comedor". Estudios de ADN revelaron la existencia de sangre de la víctima en ropas de la mujer.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.