Para desactivar posibles conflictos, varias provincias adelantan pagos y aumentos a la policía

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
(0)
9 de septiembre de 2020  • 20:55

El de las masivas e intensas protestas de los policías bonaerenses es un espejo en el que ninguna otra provincia se quiere mirar. Ayer, mientras la negociación se empantanaba, la tensión crecía y la situación se crispaba al máximo para Axel Kicillof, sus colegas de las provincias más grandes -y con mayor número de efectivos en sus fuerzas- decretaron aumentos o adelantaron pagos para obturar cualquier estallido de conflicto.

El gobierno de Mendoza resolvió emitir una letra para tomar deuda que le permita hacer frente al pago del aguinaldo. Córdoba decretó incrementos en el monto de las horas polad y Santa Fe -donde estaba convocada una concentración para mañana y donde la reforma policial provoca fricciones con el Poder Ejecutivo- repartirá sumas fijas, tarjetas alimentarias y aumentos de las horas de servicio extraordinarias.

El mandatario cordobés Juan Schiaretti dispuso que el aumento del 35% en el valor de las horas adicionales alcanzará a los 25.203 efectivos del régimen policial, cuyo sueldo bruto promedio fue de $61.069 en junio. El incremento comenzará a regir desde el 1° de octubre. Según se informó, en el caso de la seguridad pública, por cuatro horas de adicionales la suba será de 1100 pesos y en el sector privado, dependiendo de la categoría, de entre 1500 y 2000 pesos.

Su par mendocino, Rodolfo Suárez, pidió al ministro de Hacienda la emisión de una letra para tomar deuda por $500 millones para pagar adicionales a los trabajadores esenciales, recargados de tareas en el contexto de la pandemia del coronavirus. En un escenario de incipiente malestar, el mandatario cuyano dispuso pagar el aguinaldo al personal de Salud, Seguridad y penitenciario el 9 de octubre próximo; inicialmente se iba a abonar entre noviembre y diciembre.

"El salario del policía en Mendoza es mucho más alto que el de la policía bonaerense, la situación es distinta", expresó Suárez. Desde el Ministerio de Seguridad explicaron a LA NACION que el promedio del salario policial llega a los 60.000 pesos, aunque reconocieron que hay agentes que se inician en la fuerza con un haber de 35.000 pesos de bolsillo. En cuanto al reclamo puntual bonaerense, el mandatario mendocino dijo tajante: "No tenemos ningún malestar en este sector".

De todas maneras reconoció que "a muy pocos les alcanza lo que se cobra en este momento", y se refirió a "todo el esfuerzo para buscar la solución a cada problema o acercarnos a la solución más satisfactoria dentro de las limitaciones".

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

El santafesino Omar Perotti también abrió los cofres del erario público para repartir fondos entre los policías de modo de desactivar las hipótesis de conflicto que arrecian en la provincia de Buenos Aires.

Unos 16.500 efectivos policiales (de 22.000 que componen la fuerza) recibirán, con los sueldos de septiembre, una suma fija de 7000 pesos de incremento como plus por su labor, incluyendo al personal de calle; también tendrán una tarjeta alimentaria (de $15.800) y subas de un 30% en las horas de servicio extraordinario, según anunció esta tarde el ministro de Seguridad, Marcelo Sain. El total de la inversión asciende a $74 millones por mes.

Asimismo, la administración provincial extenderá la Tarjeta Única alimentaria para el personal operativo (Tap) de la policía santafesina en la cual se depositará la suma de 4000 pesos por mes para los 15.800 policías que desarrollen labores operacionales, lo que insumirá una inversión de 64 millones mensuales aproximados.

El gobierno recordó que mediante el Decreto 931/20 del 31 de agosto pasado se estableció una asignación especial de 12 mil pesos mensuales para el personal policial que desempeñe tareas operacionales de la Dirección General de la Policía de Acción Táctica y de la Dirección General de Seguridad Rural.

También se consignó el nuevo reglamento para las Órdenes de Servicio Extraordinario de Seguridad y Prevención (Osesp), exhoras Ospe, que aumentarán un 30 por ciento. Esto significa que la remuneración por este ítem pasará de 99,65 pesos a 129,33 pesos en su valor más bajo, y de $ 119,60 pesos a $ 155,22 pesos en su escala más alta. El gobierno hizo saber que en lo que va del año lleva invertidos 250 millones de pesos en pagos de horas Ospe.

El ministro Sain recordó que el 22 de enero de este año ya se había aumentado el valor de las horas del Servicio de Policía Adicional en un promedio de 180%, pasando para requirentes públicos de 101 pesos a 254 pesos y para requirentes privados de 126 pesos a 351 pesos.

Sain indicó que cuando los servicios se presten en horario nocturno o días no hábiles las sumas aumentan un 20 por ciento. Desde febrero, indicó Sain, el promedio de ingreso mensual por policía que hace servicios adicionales es de 15.411 pesos.

También repasó que el 24 de junio pasado se creó una asignación por ejercicio de cargo complejo para el personal que ocupa los puestos de dirección superior de la policía provincial, la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y la Agencia de Control Policial (ACP), y que promedian 70.000 pesos mensuales, insumiendo una inversión total de $ 2,6 millones al mes.

Antes del anuncio, los policías habían acercado al gobierno santafecino un petitorio en el que solicitaban "una asignación especial para trabajadores de las comisarías, que han sido ignorados en suplementos especiales", y "atentos a que hoy tenemos un gobierno provincial que está en sintonía con la Nación", reclamaron gestiones "para que se propenda a la sindicalización de la policía; y de esta manera resolver un problema histórico de cercenamiento de derechos laborales de los trabajadores de la seguridad".

El petitorio que se entregó en esta capital a las autoridades provinciales de parte de Utrapol (Unión de Trabajadores Policiales) plantea una "urgente restauración de la Mesa de Higiene y Seguridad, con la participación de trabajadores policiales elegidos por sus pares democráticamente tal como fue instaurada en 2013".

También, "frenar la presentación de la ley de reforma policial, hasta tanto no se dialogue con los trabajadores policiales".

Por otra parte, pidieron una recomposición salarial "que tenga como piso el sueldo de 60 mil pesos para un suboficial recién ingresado y en blanco el 100 %"; el pago de retroactivos atrasados del año 2018 y ascensos 2019.

Problema solucionado

La provincia de Misiones fue la primera en la que se registraron protestas de la Policía. La semana pasada, familiares de efectivos, retirados, policías de franco acamparon frente a la Jefatura de Policía en Posadas, exigiendo mejoras salariales.

Fue la primera protesta desde el recordado acuartelamiento de 2012, que duró 9 días e introdujo notables mejoras salariales y en la carrera de las fuerzas de seguridad (Policía y Servicio Penitenciario).

Finalmente, el Gobierno provincial cedió a los reclamos y logró destrabar el conflicto antes de que se cumpliera el segundo día de acampe y cuando ya empezaban a sumarse los policías activos y de uniforme a la protesta.

Informes de Gabriela Origlia, Pablo Mannino, José E. Bordón y Martín Boerr

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.