Para el municipio, la seguridad es el eje principal de la gestión

Gabriel Di Nicola
(0)
13 de julio de 2013  

Al estudiar las encuestas que miden la gestión municipal, los colaboradores del intendente, Sergio Massa, sostienen que el camino que eligieron es el correcto. Según los últimos estudios de opinión que están hoy en el despacho del jefe comunal, el 92 por ciento de los vecinos aprueba la política de seguridad encarada por el candidato a diputado nacional por el Frente Renovador.

Así lo explicaron a LA NACION fuentes de la Municipalidad de Tigre. "Cuando asumió Massa, el problema de la seguridad figuraba como el primer problema que preocupaba a los vecinos, ahora está en cuarto lugar", contó un colaborador directo del intendente.

Cuando habla de logros en su gestión, Massa habla de las 1000 cámaras instaladas desde que asumió en la intendencia, en diciembre de 2007 y el presupuesto destinado a la seguridad: para este año tienen previsto 150.000.000 de pesos.

"Cuando empezó como jefe comunal, en Tigre no había cámaras de seguridad", afirmó el colaborador consultado.

Según explicó a LA NACION el secretario de Protección Ciudadana de Tigre, Diego Santillán, la mayoría de las cámaras son del tipo domo y tienen capacidad para almacenar las imágenes grabadas durante 30 días.

Los videos que registran las cámaras son monitoreadas desde el Centro de Operaciones Tigre (COT), donde en diferentes turnos trabajar 300 personas durante las 24 horas.

"Muchas de las imágenes visualizadas por las cámaras de seguridad fueron incorporadas como prueba por la Justicia y sirvieron para esclarecer casos", sostuvo Santillán.

Hubo un hecho donde las cámaras de seguridad sirvieron como auxiliar de la Justicia: el homicidio de la docente Silvia Prigent, de 50 años, ocurrido durante el 29 de diciembre de 2011 y por el que está acusado, entre otros, el viudo, Daniel Sfeir.

Durante la investigación, la Municipalidad de Tigre aportó filmaciones de las cámaras de seguridad que ubicaban un automóvil Ford Ka bordó, similar al del acusado, que circulaba desde el Dique Luján hacia San Fernando la noche del crimen. El viudo había declarado que se había quedado en su casa de San Fernando con su hijo, Nahuel, de 14 años.

Como sucede en la mayoría de los distritos del conurbano bonaerense, en Tigre faltan policías bonaerenses. Se estima que para las seis comisarías hay 400 uniformados, cuando años atrás había alrededor de 800.

Para paliar la falta de recursos humanos de la policía bonaerense, en Tigre hay móviles municipales que recorren la calle del distrito las 24 horas. El vehículo es conducido por un integrante retirado de alguna fuerza de seguridad y es acompañado por un policía bonaerense que hace horas adicionales de las que se hace cargo el municipio.

Se trata de 45 móviles, si se tiene en cuenta un cuatriciclo, una lancha y una moto de agua, equipados con GPS y cámaras que registran todo lo que sucede dentro y fuera de los vehículos.

Otro funcionario municipal recordó que entre diciembre de 2007 y los primeros meses de 2008, durante los primeros meses de gestión de Massa, se robaban entre 90 y 100 automóviles por mes. "Ahora no llegan a los 20", dijo esa fuente municipal.

Hace pocos días, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi), difundió las estadísticas sobre robo de automóviles durante el primer trimestre de este año y la comparación con el mismo período de 2012. Según el estudio, si se analizan los hechos ocurridos en enero, febrero y marzo pasados con los mismos meses del año pasado, en Tigre hubo una disminución del 52,1 por ciento.

Pero si se comparan los números de los primeros diez meses de 2012 con el mismo lapso de 2011, el robo de autos sufrió un aumento del 18,8 por ciento, según un estudio de la Asociación Argentina de Compañías de Seguro (AACS) Y Cesvi publicado en Internet.

El próximo objetivo ambicioso de Massa es tener botones antipánico y un sistema de alerta por SMS en los 76.000 hogares de todo el partido de Tigre.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.