Penas de hasta 40 años de cárcel por violaciones reiteradas

La víctima fue abusada entre los cinco años y los 16
(0)
27 de noviembre de 2019  

Un tribunal oral de La Matanza condenó a penas de entre 30 y 40 años de prisión a dos hombres que abusaron sexualmente de una menor. La víctima era hermana de uno de los condenados y prima del otro. Según establecieron los investigadores, los abusos reiterados y sistemáticos ocurrieron en la casa en la que vivía la menor, en La Tablada.

La joven, cuya identidad se mantiene en reserva para no revictimizarla, relató ante las psicólogas que la atendieron que su hermano, además de violarla, la obligó a consumir marihuana y cocaína.

"El daño causado a la víctima es irreparable", expresó la psicóloga Daniela Maldonado al describir el estado de la adolescente, que fue violada desde que tenía cinco años hasta que cumplió 16 años.

Esta declaración constituyó uno de los fundamentos que tuvo en cuenta el Tribunal Oral Nº 1 de La Matanza, integrado por los jueces Andrea Schiebeler, Matías Rouco y Alfredo Drocchi, para condenar a los acusados.

Luego de escuchar a los testigos que declararon en el juicio oral, los magistrados condenaron a 40 años de prisión a Fernando Ochoa, por abuso sexual agravado por el vínculo reiterado, en concurso ideal con corrupción de menores agravada por el vínculo.

Con respecto al primo de la víctima, identificado como Rodrigo Nahuel Tadeo, los jueces resolvieron condenarlo a 30 años de cárcel, por los abusos reiterados contra la víctima, cometidos entre 2003 y 2012.

"La víctima tiene una sintomatología complicada, tuvo varios episodios de autolesiones, contaba que se autolesionaba para aliviar el dolor interno que sentía. Ella no quiere vivir, no tiene motivaciones para vivir, le resulta muy difícil vivir, está atravesando un momento de suma vulnerabilidad por su estado emocional; ese estado no le permite atravesar el juicio por lo que implica, ya que para ella sería revivir lo que sufrió y tampoco está en condiciones de ser testigo, de declarar, porque hay riesgo de vida", expresó, en una de las audiencias del juicio, la psicóloga María Fernanda Coscarelli.

Todos los testigos que declararon durante el debate coincidieron en que el relato de la víctima era coherente, creíble y riguroso.

Al considerar el monto de la pena, los magistrados tuvieron en cuenta que "Ochoa y Tadeo sometieron sexualmente a la víctima durante un extenso período y le provocaron un elevadísimo grado de sufrimiento, con imborrables secuelas físicas y emocionales que permanecen en el tiempo".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.