Policías amenazaron con una picana a un adolescente para que confesara y entregara a sus cómplices

Policías amenazaron con una picana a un detenido

00:25
Video
Gabriel Di Nicola
(0)
4 de agosto de 2020  • 15:00

"Dale. Hablá. Hablá bien", le ordenaba un uniformado a T. N., de 17 años. Mientras el adolescente respondía, de fondo, se oía un ruido metálico. Era el sonido de una picana eléctrica utilizada por los policías bonaerenses para intimidar al muchacho y obligarlo a que delatara a sus supuestos cómplices y que contestara dónde estaba el botín de un robo. La secuencia, que ocurrió en una sala de la comisaría 6a. de La Plata, en Tolosa, fue filmada con el celular de uno de los dos efectivos que ahora son investigados por el delito de apremios ilegales.

Así lo informaron a LA NACION fuentes judiciales, del Ministerio de Seguridad bonaerense y de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM). El hecho ocurrió hace diez días después de que T. N. fuera detenido con una pistola nueve milímetros y las llaves de un Ford Fiesta que había sido robado unas horas antes en Gonnet.

Según informaron fuentes judiciales, el fiscal de La Plata Marcelo Martini les imputó a los dos policías, asignados al Comando de Patrullas, el delito de apremios ilegales, para el cual se prevén penas de entre un año y cinco de prisión. En cambio, el delito de torturas tiene una pena de entre cinco y 25 años de cárcel.

Los voceros consultados explicaron que los peritajes médicos determinaron que el adolescente no tenía heridas compatibles con las que podría dejar en el cuerpo el uso de una picana eléctrica.

"En las imágenes de la filmación se puede ver la filmación. Es decir que la usaron para amenazar al muchacho, pero no la llegaron a usar para lastimarlo", dijo una fuente del caso. El representante del Ministerio Público espera ahora el resultado de peritajes psicológicos.

Fuentes de la Auditoría General de Asuntos Internos (AGAI) del Ministerio de Seguridad bonaerense explicaron a LA NACION que fueron sumariados y desafectados de sus puestos de trabajo cuatro uniformados: los dos policías que habrían participado de los apremios ilegales y el segundo jefe y el oficial de servicio de la seccional 6a. de La Plata.

"El equipo de la AGAI intervino inmediatamente y descubrió dónde fue el hecho por las manchas en la pared que aparecían en la filmación. Después se identificó a los que estuvieron en el lugar y notificaron al fiscal Martini", dijeron fuentes oficiales.

Representantes de la CPM se entrevistaron con el adolescente en el instituto de menores donde fue alojado después de su paso por la comisaría de Tolosa. El chico dijo que cuando el personal policial lo subió al patrullero comenzaron a pegarle y después le "dieron" picana.

"¿Cuántos casos similares deben haber ocurrido y que no toman conocimiento público?", se preguntó Sandra Raggio, directora general de la CPM. Y agregó: "Es una aberración que una situación de esta magnitud se naturalice por la propia policía".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.