Por una huella, lograron capturar a dos de los atacantes del rabino de la AMIA

El Gran Rabino fue asaltado en la madrugada del 25 de febrero
El Gran Rabino fue asaltado en la madrugada del 25 de febrero Crédito: AMIA
(0)
16 de marzo de 2019  • 15:25

A tres semanas del violento asalto que sufrió el Gran Rabino de la AMIA , y gracias a una huella detectada en una ventana, fueron detenidos dos de los presuntos atacantes de Gabriel Davidovich, quien fue brutalmente golpeado al ser sorprendido en su casa en el barrio porteño de Once. La Policía de la Ciudad concretó el arresto de los sospechosos.

El caso tuvo una fuerte repercusión internacional y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, había condenado el ataque en su cuenta de Twitter.

Los agresores son parte de una banda dedicada a robar en viviendas cuando sus habitantes están en viajes, pero en este caso ingresaron cuando la máxima autoridad religiosa de la comunidad judía en la Argentina estaba en su hogar, acompañado por su esposa. Ese cambio en la modalidad delictiva lleva a los investigadores a sospechar que hubo un instigador en esa agresión y que se simuló un robo. Incluso la víctima aseguró que sus atacantes lo reconocieron en su condición de Gran Rabino. Las autoridades esperan que a partir de los arrestos pueda avanzarse en la pesquisa.

Se definió que el ataque no fue al azar, sino "planificado y apoyado con una importante logística".

Los ladrones fueron identificados, según la información aportada por los investigadores, "tras intensas tareas realizadas con las cámaras de seguridad" que monitorea la Policía de la Ciudad.

"Realizados los allanamientos fue encontrado uno de los vehículos utilizados para la brutal agresión. Ambos detenidos lideran una banda que realizaba escruches (ingreso a viviendas sin moradores) en la zona de Once", se indicó en la información oficial.

"Luego del violento asalto que sufriera el Gran Rabino de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Gabriel Davidovich, en la madrugada del 25 de febrero pasado en su vivienda ubicada en la zona de Once, efectivos de la Policía de la Ciudad realizaron una intensa investigación en la que con las imágenes captadas por las cámaras de seguridad se pudo demostrar que el ataque había sido planificado y apoyado con una importante logística", se detalló.

Durante una inspección en todas las aperturas de la vivienda se logró extraer una huella en una ventana del patio. De esta manera se pudo identificar el lugar por donde podrían haber entrado o salido los delincuentes. Para eso, se revisaron la totalidad de las cámaras de seguridad de la zona, tanto públicas como privadas, y se detectó a varias personas, de entre 25 y 30 años de edad y vestidas de color oscuro, portando algunas sogas y guantes. También se pudieron observar los tres vehículos en los que se movilizaban.

Luego de analizar las cámaras de seguridad de la zona de influencia con filtros y programas de resolución de imágenes, se logró establecer que las patentes de los rodados usados por los delincuentes pertenecerían a un vehículo particular marca Honda modelo CRV, un Volkswagen Gol de color gris, en tanto que el restante no se pudo identificar con precisión, pero correspondería a un Audi A4. Dos de los sospechosos fueron atrapados.

"Tenemos dos detenidos y a la banda identificada, es un gran trabajo de la Policía de la Ciudad. Es nuestro objetivo que cada acción tenga una consecuencia y poner a los delincuentes a disposición de la Justicia", comentó el vicejefe del gobierno porteño, Diego Santilli, a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad.

Gabriel Davidovich (Gran Rabino)

  • La máxima autoridad religiosa de la comunidad judía en la Argentina fue golpeada durante un supuesto robo en su vivienda, en Once.
  • Por la violencia del ataque, el Gran Rabino sufrió varias fracturas y estuvo internado una semana.
  • El caso tuvo una amplia repercusión y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu condenó ese ataque, al igual que el presidente Mauricio Macri.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?