Rechazaron la prisión domiciliaria a un detenido por violencia doméstica

El hombre, condenado por violencia doméstica, había sido liberado el 20 de marzo pasado y pocos días después volvió a golpear a su sobrina
El hombre, condenado por violencia doméstica, había sido liberado el 20 de marzo pasado y pocos días después volvió a golpear a su sobrina Crédito: Policía de la Ciudad
(0)
2 de mayo de 2020  • 17:31

Tenía una condena por violencia doméstica. Había golpeado a su hija y privado de la libertad a la niña y a su madre. Había sido condenado a la pena de dos años y medio de prisión de cumplimiento efectivo. El 20 de marzo pasado recibió el beneficio de la libertad asistida. Ahora, un mes después, volvió a ser detenido por amenazar y lastimar a su sobrina y le dictaron la prisión preventiva a pesar de que su defensa había argumentado que es portador de HIV y, como consecuencia integra el grupo de riesgo de contagio de Covid-19.

En el fallo donde dictó la prisión preventiva, el juez en lo penal, de faltas y en lo contravencional porteño Ricardo Baldomar sostuvo que "ser portador de HIV no implica mayor riesgo de contraer Covid-19".

Así lo informaron a LA NACION fuentes judiciales. Baldomar, con su fallo, hizo lugar al pedido de prisión preventiva hecho por la fiscal Marcela Solano en una audiencia hecha por videoconferencia.

El sospechoso, de 49 años, había sido detenido por la Policía de la Ciudad por personal de la Policía de la Ciudad y del Cuerpo de Investigadores Judiciales (CIJ) el jueves pasado.

"Este es un claro ejemplo de una justicia que actúa poniendo la mirada sobre las víctimas de violencia de género, con el claro objetivo de protegerlas de todo tipo de violencia con los que los perpetradores alteran sus vidas cotidianas", sostuvo el Fiscal General de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques.

En el fallo, el juez Baldomar explicó que el Servicio Penitenciario Federal (SPF) tomó recaudos para evitar la propagación del coronavirus y que tiene un protocolo de detección y aislamiento sanitario.

"En este caso, el encarcelamiento preventivo es la única opción posible para proteger de forma efectiva a las víctimas. El imputado, lejos de haber incorporado alguna pauta de conducta con la condena que estaba cumpliendo en la cárcel, y no obstante haber sido favorecido con una liberación anticipada, vuelve a utilizar la violencia contra la mujer como forma de ejercer su dominio machista y someter a todo su entorno familiar", sostuvo la fiscal Solano.

En el fallo, el magistrado determinó que la prisión preventiva estará vigente hasta la finalización del proceso.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.