Río Gallegos: Condenaron a un hombre a prisión perpetua por un transfemicidio

Juicio por el transfemicidio de Marcela Chocobar
Juicio por el transfemicidio de Marcela Chocobar Crédito: Télam
Mariela Arias
(0)
13 de junio de 2019  • 20:03

RÍO GALLEGOS.- El transfemicidio de Marcela Chocobar recibió castigo. Oscar Biott fue condenado a prisión perpetua por asesinar, descuartizar el cuerpo y hacer desaparecer los restos de la joven trans en septiembre de 2015. La Cámara Oral en lo Criminal de la 1° Circunscripción de Santa Cruz, consideró que se trató de un homicidio por odio a la condición sexual de la víctima y pidió, subsidiariamente, la creación de una Fiscalía de Género.

El juicio reveló serias fallas en la instrucción de la causa, razón por la cual no se descarta que la investigación continúe hasta encontrar el cuerpo de la joven, que tenía 26 años, y a un posible tercer involucrado.

"Una parte de nosotras está contenta con el fallo y con que ahora se hable de identidad de género y se haya tomado conciencia de estas cuestiones. Biott fue el asesino y así lo dijo hoy la Justicia", afirmó Judith Chocobar a LA NACIÓN.

Juicio por el transfemicidio de Marcela Chocobar
Juicio por el transfemicidio de Marcela Chocobar Crédito: Télam

Para Carlos Muriette, abogado de la familia Chocobar, se trata de un fallo histórico, "porque es el primero en la provincia que condena el odio de género". Aunque está conforme con la sentencia, adelantó que analizará si apelarán el fallo contra el otro imputado, Ángel Azzolini, que recibió seis años de prisión por encubrimiento.

Durante el juicio el fiscal Iván Saldivia amplió la acusación inicial de homicidio simple a crimen de odio. El Instituto Nacional de Mujeres (Inam) pidió al tribunal que consideren la figura de "transfemicidio" y de "crimen de odio" al momento de dictar sentencia.

Afuera del edificio de la Cámara, acompañada por agrupaciones militantes de género, Elizabeth Chocobar afirmó, megáfono en mano: "Oscar Biott ha sido el asesino de mi hermana, la mató, la descuartizó y aún no se digna a decir dónde esta el cuerpo. Los peritajes psicológicos han demostrado lo monstruosos que son".

Juicio por el transfemicidio de Marcela Chocobar
Juicio por el transfemicidio de Marcela Chocobar Crédito: Télam

Según la investigación, los acusados desconocían que Marcela Chocobar era trans cuando subió a su auto a la salida de un boliche de esta ciudad. La cabeza de la joven fue encontrada una semana después en el barrio San Benito, aunque apareció el resto del cuerpo.

Las hermanas de la víctima afirmaron que la última vez que la vieron con vida fue en la casilla de la avenida Gregores que alquilaba Biott dentro del predio de la empresa Kank y Costilla, y que pertenecía a la familia de Lázaro Báez. El acusado Azzolini declaró que en ese lugar Biott habría quemado la ropa de la víctima.

"Nosotros fuimos a la primera marcha del #NiUnaMenos en Río Gallegos. Meses después, mi hermana sería otra víctima. Lo que pasó con ella nos dio fuerzas para pedir justicia. Estuvimos un año y medio tratando de que la jueza cambie la carátula", afirmó Judith Chocobar. Su familia fue muy crítica de la instrucción que llevó adelante la jueza Roxana Suárez.

El alevoso crimen concitó además la atención de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros (Attta), de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (Falgbt) y del Inam, que pretendió presentarse en la causa como amicus curae, aunque finalmente no fue admitido por el tribunal.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.