Roces políticos en medio de casos de sicarios y violencia policial

La ministra Bullrich y Pullaro cruzaron acusaciones por un operativo federal; en tanto, agentes santafesinos fueron detenidos por rematar a dos presuntos ladrones heridos
La ministra Bullrich y Pullaro cruzaron acusaciones por un operativo federal; en tanto, agentes santafesinos fueron detenidos por rematar a dos presuntos ladrones heridos Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique Villegas
Germán de los Santos
(0)
26 de mayo de 2019  

ROSARIO.- Un policía quedó preso e imputado de doble homicidio, y su compañero acusado de encubrimiento, luego de que la Fiscalía de Rosario revelara en la audiencia imputativa un video de las cámaras de seguridad en la que se ve que el agente del Comando Radioeléctrico mata a una chica desarmada de dos disparos en la espalda y luego de herir al acompañante de la mujer -ambos habrían intentado robar a una persona en la calle- lo remata de tres disparos en el piso.

Es el segundo hecho de " gatillo fácil " que se produce en Santa Fe este mes. El domingo 12 de mayo, Juan Cruz Vitali, un joven de 23 años, resultó muerto por un disparo en la cabeza tras una supuesta persecución por violar un control policial. Sergio Di Franco, jefe de la Agrupación Cuerpos de la Unidad Regional 17, fue imputado por el homicidio y estará 60 días en prisión preventiva.

La jueza Rosana Carrara dictó anteayer la prisión preventiva contra Luciano Nocelli, como pidió el fiscal Miguel Moreno, al imputarlo del doble homicidio de Maximiliano Rosasco, de 21 años, y Jimena Gramajo, de 23, quienes resultaron asesinados por ese policía del Comando Radioeléctrico, que junto con su compañero Hugo Leone, imputado de encubrimiento, presentaron el hecho como un enfrentamiento. La mujer que habría sido víctima del intento de robo, por el cual intervinieron los agentes, no hizo hasta ahora la denuncia.

A la par de esos casos de violencia institucional, los crímenes con sicarios siguen generando conmoción en Rosario, donde en las últimas 24 horas se produjeron tres asesinatos con esas características.

El recrudecimiento de la violencia se da también en un contexto político atravesado por la campaña electoral -los comicios en la provincia serán el 16 de junio-, en el que asomaron fuertes cruces entre la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el ministro santafesino Maximiliano Pullaro por un operativo realizado el 2 de mayo pasado por la Policía Federal, en el marco de la investigación por los ataques seriales a funcionarios judiciales de la provincia.

Ese día, la ministra y parte de su gabinete presentaron en Rosario el operativo que llamaron Contrafuego, en el que en 35 allanamientos se habían detenido a 24 personas y secuestrado gran cantidad de armas. Los peritajes que realizó la Justicia, según publicó el diario La Capital, señalaron que esas pistolas y revólveres no se usaron en los ataques contra jueces y edificios judiciales que se produjeron a partir del 29 de mayo de 2018.

Bullrich argumentó anteayer que en este desenlace "la política metió la cola y el gobierno de la provincia se puso nervioso, empezó a decir cualquier cosa. Y la verdad es que en vez de ayudar a combatir el delito, se puso a querer tirar abajo el operativo que había hecho la Policía Federal con un fiscal de la provincia. Pregunten al fiscal Matías Edery por qué llamó a la Federal y no a la de Santa Fe", afirmó.

Pullaro, quien es candidato a diputado provincial en la lista que encabeza el gobernador Miguel Lifschitz, le había pedido a Bullrich que "no haga show con el tema de la seguridad". Y dijo que las críticas de la funcionaria "lo único que hacen es favorecer al kirchnerismo en la provincia".

La relación entre Bullrich y Pullaro parecía que se había recompuesto después de los desencuentros que generó, en el inicio de la gestión de ambos, la poco coordinada persecución en Santa Fe de los hermanos Martín y Cristian Lanatta, y de Víctor Schillacci.

En medio de los cruces de campaña, los homicidios, que se cometieron -69 este año en Rosario-, no cesan. Anteayer fue acribillado Lucas Ojeda, de 18 años, en la zona norte de Rosario, donde fue atacado por dos hombres que se trasladaban en una moto. Anteanoche fue asesinada Samanta García, hermanastra de Enrique Solís, alias Cable, un sicario de la Banda de los Caminos. Y dos horas después de ese crimen ocurrió otro asesinato con la misma mecánica en Villa Gobernador Gálvez, donde desde un auto mataron a Cristian Gómez.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.