Rompió la puerta con una maza, irrumpió en un cumpleaños y atacó a un juez

Uno de los elementos utilizados para golpear a un magistrado y a su esposa
Uno de los elementos utilizados para golpear a un magistrado y a su esposa Crédito: Télam
(0)
12 de octubre de 2019  • 16:05

Un juez de la localidad cordobesa de Corral de Bustos y su esposa fueron atacado a mazazos y a trompadas por un hombre al que hace alrededor de dos meses el magistrado le había secuestrado el auto por conducir alcoholizado y que incluso había robado el vehículo de una comisaría, informaron hoy fuentes judiciales. Las víctimas son el juez de Competencias Múltiples Claudio Gómez y su pareja, quienes permanecían este mediodía internados con múltiples heridas, pero fuera de peligro, en una clínica de Villa María el primero y en otro centro asistencial de la mencionada ciudad su esposa. A raíz del hecho, fue detenido un hombre identificado como Ramón Senegas.

Voceros judiciales informaron a Télam que la agresión se produjo en la medianoche de ayer en una vivienda situada en la avenida Italia al 500 de la localidad de Corral de Bustos, en el departamento de Marcos Juárez, a 280 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba. En ese momento, la esposa del juez estaba festejando su cumpleaños junto a su marido y el resto de la familia cuando Senegas llegó a la casa y comenzó a golpear la puerta de entrada con una maza y la tiró abajo. Después, ingresó en la casa y empezó a golpear al magistrado con un palo y también a trompadas, precisaron los voceros consultados.

La mujer de Gómez se interpuso para evitar que siguieran lastimando a su esposo y también fue agredida. El ataque de Senegas. fue tan violento que rompió varias mamposterías y en los pisos y paredes de la vivienda de las víctimas quedaron manchas de sangre. Alertado por la situación, personal policial llegó hasta la vivienda, aunque el agresor ya se había fugado, pero fue detenido minutos después por la Guardia Urbana y los heridos trasladados a distintos centros de salud.

Gómez fue internado en el hospital de Villa María con traumatismo de cráneo y cortes en el cuero cabelludo, por lo que fue sometido a varios estudios. En tanto, la esposa del magistrado sufrió una fractura en el antebrazo izquierdo y en un dedo, lesiones de las que se recuperaba en un centro asistencial de Corral de Bustos.

Según fuentes policiales, ambos están fuera de peligro.

En forma paralela, se pudo determinar que el atacante había llegado a la vivienda con una moto a la que le había anexado un carro para poder trasladar la maza y el palo con que se produjo el ataque.

El sumario policial preliminar informó que el agresor, de acuerdo con la conducta desplegada, no tenía intenciones de robo. A raíz del hecho, intervino el fiscal de Corral de Bustos, Pedro Guerra, que pudo determinar que el atacante fue detenido hace dos meses por la Policía de Tránsito cuando manejaba en estado de ebriedad. En aquella oportunidad, el hombre fue trasladado a la comisaría de esa población y fue secuestrado el vehículo. Sin embargo, mientras estaba haciendo los trámites correspondientes y aprovechando una reyerta que se produjo en la seccional, se escapó con el automóvil, que estaba estacionado en el patio de la dependencia policial.

Tras ser nuevamente detenido, estuvo preso algunos días por orden del juez Gómez, quien se negó a entregarle el automóvil porque había problemas con la documentación presentada por el acusado.

En los últimos días, Senegas insistió con que le devolvieran el rodado, lo cual fue denegado. Trascendió que poco antes de irrumpir en la casa del juez, Senegas había mantenido un incidente con su esposa, quien decidió irse de la casa con sus hijos. Después de ese hecho, el hombre se dirigió al domicilio del juez, donde protagonizó el brutal ataque. El fiscal de la causa ordenó una serie de estudios y peritajes para tratar de determinar la condición psiquiátrica de Senegas.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.