EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Rosario: procesan a 35 miembros de "La banda de los Monos"

Se trata de miembros de la familia Cantero, policías y empresarios; también fue imputado el representante del delantero de San Lorenzo Ángel Correa; se los acusa de asociación ilícita
Germán de los Santos
(0)
19 de febrero de 2014  • 14:01

Rosario.-La justicia santafecina procesó por asociación ilícita a 35 personas ligadas a la banda de los Monos , entre los que se encuentran integrantes de la familia Cantero, representantes de futbolistas, empresarios y policías en actividad.

El expediente 913/12 configura una de las mayores investigaciones –acumuló más de 70 cuerpos– que se gestaron en la justicia provincial con la mira en los grupos narcocriminales.

El abogado Carlos Varela, defensor de varios integrantes de la familia Cantero, dijo que la decisión del magistrado no lo tomó por "sorpresa". "Estamos analizando esta resolución enorme, este mamotreto de más de 500 hojas , para presentar una apelación", bromeó el letrado. "Creíamos que por cómo estaba rumbeada la causa iba a tener este resultado", añadió.

La causa

La decisión del juez de Instrucción Nº4 Juan Carlos Vienna se conoció después de un año y medio de una investigación que se originó a partir del asesinato el 8 de septiembre de 2012 de Martín "Fantasma" Paz. El joven, de 29 años, fue acribillado en pleno macrocentro de Rosario cuando frenó su auto –un BMW Z4, que había sacado de la concesionaria hacía tres días– en el que también viajaban su esposa y una beba de dos años.

A Paz lo mataron dos sicarios enviados por los Cantero, que acusaban lo acusaban de haber usado su dinero para generar un negocio paralelo en el universo del narcotráfico. Paz había comprado 80 kilos de pasta base en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, para luego procesar en Rosario. Pero el cargamento fue incautado en Salvador Mazza por integrantes de Gendarmería.

La causa tuvo un vuelco muy importante después de marzo pasado, cuando fue asesinado el líder de la banda de los Monos, Claudio "Pájaro" Cantero. A partir de este crimen se desató un raid de venganzas que terminó con cuatro personas muertas en menos de una semana.

Esta causa se centró en los crímenes y en el manejo de la organización que hacía este grupo ligado al narcotráfico. Aunque sea una paradoja, ninguno de los procesados tenía causas en la justicia federal. El expediente 913/12 será elevado al fuero federal para que se investiguen los delitos relacionados con el narcotráfico.

Los procesados

Entre los procesados por asociación ilícita se encuentra Ariel Máximo Cantero, padre del Pájaro, y ex líder de la banda. Fue quien tomó el control del grupo en 2003 luego de que desapareciera en el río Paraná Juan Carlos Fernández, de 44 años, conocido como Mono Grande. También fue procesada por el mismo cargo Patricia Celestina Contreras, esposa de Ariel Cantero, y madre de Claudio y Ramón Machuca, alias Monchi, actualmente prófugo. En la nómina de los procesados, que suman 35, también aparecen Francisco Lapiana, representante del jugador de San Lorenzo Ángel Correa , quien tuvo que declarar en dos oportunidades en los tribunales de Rosario. Se sospecha que un porcentaje del pase del delantero azulgrana estaba en poder de la banda de los Monos.

Los policías involucrados

Una parte importante del fallo trata sobre los policías involucrados con este grupo narcocriminal. Fueron procesados ocho uniformados de la Policía de Santa Fe, entre ellos, Juan Maciel, quien directamente formaba parte de la banda. Este efectivo, que tenía el cargo de cabo, que se desempeñaba en la Secretaría de Delitos Complejos pasaba de manera constante información a los líderes de la banda sobre los movimientos de la policía. Otro uniformado que fue procesado es Guillermo Cardini, quien prestaba servicio en la Brigada de Automotores. Allí también trabajaba otro de los procesados, el subcomisario Germán Herrera.

En la misma situación quedaron Juan Delmastro, alias Tiburón, quien en su momento revistó en la sección Inteligencia de la ex Dirección de Drogas pero su último destino fue la brigada operativa de la Secretaría de Delitos Complejos del Ministerio de Seguridad. Y Cristian Floiger, que era el jefe de inteligencia de la ex Drogas Peligrosas. El sargento Eduardo Anacleto Enrique, de 48 años y conocido como Comemoco –quien cumplió funciones como secretario del jefe de las comisarías 2ª y 15ª– fue procesado por asociación ilícita, junto con Sergio Blanche, alias Cachi, quien hasta mediados del mes pasado prestaba servicios en la comisaría de Puerto General San Martín.

A estos se sumaron Abraham Lescano, de la Brigada de Investigaciones de la URII, y el suboficial Ángel Álvaro Avaca, que era secretario privado del jefe de la comisaría 15ª. Por fuera de la policía hay un prefecto procesado, que es el suboficial ayudante de segunda Roberto Mario Otaduy, que estaba asignado a la zona Bajo Paraná. Juan José Raffo, ex policía pasado a disponibilidad, también fue procesado por los mismos cargos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.