Rosario ya se convirtió en una de las ciudades con más asesinatos en el país

En lo que va del año ya se registraron 200, la mayoría de ellos vinculados al narcotráfico; la tasa de homicidios triplica la media nacional
José E. Bordón
(0)
3 de noviembre de 2013  • 12:17

SANTA FE.- La triste y preocupante cifra de 200 asesinatos ubican hoy a la ciudad de Rosario en una de las ciudades más violentas del país. La tercera urbe más importante de la Argentina alcanzó en las últimas horas ese récord al superar los 182 crímenes registrados el año pasado.

En 2012 se registraron 15,3 homicidios por cada cien mil habitante, el triple de la media nacional. De mantenerse la tendencia de los últimos meses, el 2013 terminaría con un 20% más de estos episodios violentos, según las estadísticas de la provincia.

El fenómeno no es nuevo y se conoce en diferentes ámbitos. El 18 de junio pasado, un informe de la Universidad Nacional de Rosario llamado Calles perdidas , afirmó que desde el 2004 hasta esa fecha hubo en Rosario 1.000 asesinatos vinculados al tráfico de drogas y que el negocio mueve $2000 millones anuales. Sin embargo, el Gobierno provincial lo desacreditó al considerar que se elaboró "sin datos fiables y serios" y "con una clara intencionalidad preelectoral".

La cifra tiene directa relación con los ajustes de cuenta en conflictos interpersonales vinculados con el narcotráfico o derivaciones de la actividad. Informes extraoficiales indican que habría más de 400 "bunkers" que venden drogas en casi todos los barrios de la ciudad.

La seguidilla de crímenes vinculados al narcotráfico comenzó el 26 de mayo pasado cuando asesinaron a Claudio "El Pajaro" Cantero , de 29 años, frente al boliche Infinity Night. Era hijo de Ariel Máximo Cantero, antiguo jefe de la banda "Los Monos", que desde 2003 lucha por el liderazgo territorial a "Los Garompas".

Padre e hijo peleaban, además, por el control de la barra de Newell’s. Al día siguiente del asesinato de Cantero, Diego "Tarta" Derrame -dueño del boliche- fue acribillado cuando volvía de tribunales. A los días fueron asesinados Nahuel César Y Marcelo Alomar, a bordo de una camioneta Nissan negra. El primero es el hermano de Milton César, el hombre que habría sido el encargado de matar a Cantero, bajo la orden de Luis "el Pollo" Bassi.

Una guerra entre bandas siembra violencia y muerte en Rosario. Cinco grupos se disputan el territorio de un negocio que mueve unos $365 millones al año; se cree que los asesinatos cometidos en 2013 están vinculados a estas disputas.

Últimos casos

Las últimas víctimas fueron un menor de 13 años, que fue abandonado ayer al mediodía, con graves heridas, en la puerta de la subcomisaría 21°, en el barrio 7 de Septiembre, por desconocidos que serían parte de una banda que lo atacó.

Aunque los informes policiales no lo confirmaron aún, se presume que el menor identificado como Ezequiel Cantero, fue víctima de una discusión de terceros. El hecho se produjo en la intersección de Olmos y Albert Schweitzer, en momentos en que dos vendedores ambulantes que se desplazaban en una moto mantuvieron una discusión con otras personas que se encontraban en la esquina, entre las cuales se encontraban Miguel Fernández y Ezequiel. La discusión llegó al final cuando el menor recibió un balazo en la axila y Fernández, varias puñaladas en el tórax y en la cabeza.

Desconocidos -por el momento- completaron la tarea -algunos mencionan en un automóvil color rojo- traslando al primero hasta la subcomisaría, de donde se los trasladó al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), donde falleció. El apuñalado fue llevado al hospital Eva Perón, de Granadero Baigorria (ciudad al norte de Rosario), donde permanece en terapia intensiva.

El caso 200 ocurrió también ayer en el barrio Molino Blanco, al sur del municipio del rosarino, donde fue asesinado Jesús David Santa Cruz, un joven de 25 años, que fue asesinado de dos balazos cuando caminaba acompañado por su novia, en la intersección de 25 de Mayo y Salvá. Desde un vehículo le dispararon dos veces: una en el abdomen y otra en el pecho. Falleció en el Heca, cuando era intervenido quirúrgicamente.

Personal de la Brigada de Homicidios reconoció que Santa Cruz poseía antecedentes penales, por lo que se descuenta que fue asesinado en otro ajuste de cuentas entre delincuentes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?