Salta: detuvieron a un sexto policía por torturas en una comisaría

Fueron acusados de apremios ilegales por el ministro de Seguridad de la provincia; hay un video que prueba los hechos; el último apresado sería el autor dela filmación
(0)
20 de julio de 2012  • 16:59

La Justicia de Salta detuvo hoy a un sexto policía en el marco de la causa que investiga las torturas perpetradas contra dos presos en una comisaría de General Güemes, quien habría sido el autor del video subido a Internet con imágenes de los tormentos.

La detención del agente Roberto Augusto Barrionuevo, de 24 años, quien prestaba servicios en el destacamento policial de la localidad de Betania, fue confirmada a DyN por fuentes judiciales.

Las mismas fuentes reportaron que en el marco de la investigación se realizaron "varios allanamientos" y manifestaron que los seis detenidos, de la División Drogas Peligrosas, "prestarán declaración la semana que viene".

"Los cinco policías que ya estaban detenidos se negaron ayer a declarar. Querían un abogado antes de declarar, por lo que serán representados por el defensor oficial y la semana que viene van a declarar los seis", expresó.

En tanto, el juez de Instrucción de Tercera Nominación, Pablo Farah, a cargo de la causa, evalúa si hay más policías involucrados en el caso, iniciado a partir de una denuncia realizada por el gobierno provincial.

Las torturas contra dos presos, uno de ellos de 17 años, fueron perpetradas en la comisaría 11 de General Güemes, entre septiembre y noviembre de 2011, y el hecho se conoció a través de un video subido a Internet.

La grabación realizada con un teléfono celular muestra a uno de los presos en ropa interior, esposado por la espalda y con una bolsa de plástico en la cabeza, mientras un policía le tira agua y otro lo interroga y ajusta la bolsa para quitarle aire, hasta hacerlo caer.



En la misma grabación se ve a otro preso en pantalones cortos, esposado por la espalda y arrodillado, mientras le levantan los brazos y le tiran agua durante el interrogatorio.

Según trascendió, el video habría sido realizado por Barrionuevo y el magistrado busca establecer si es también el responsable de haberlo subido a Internet.

La tía de una de las víctimas de tortura dijo que a su sobrino "lo detenían cada vez que pasaba algo en el barrio" y manifestó que "él me contó que cada vez que lo llevaban le hacían cosas".

"Una vez vino con el cuello marcado, lo intentaron ahorcar. También lo llevaban al río, le embolsaban la cabeza y le pegaban", manifestó la mujer, quien se identificó como Noemí, en declaraciones al canal Todo Noticias (TN).

La mujer expresó que "cuando lo llevaban al río, los policías sacaban un hierro del patrullero y le pegaban en los tobillos".

Los policías fueron denunciados ayer por el ministro de Seguridad, Eduardo Sylvester, y el jefe de Policía, Marcelo Lami, ante el juez Farah, y le entregaron "instrumentos probatorios" para acreditar las torturas.

Las detenciones de los cinco agentes ocurridas ayer estuvieron a cargo de un grupo de efectivos encabezados por el subjefe de la Policía, Regino Monteros.

El hecho fue repudidado por la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y el titular del Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) y Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, quienes en declaraciones a medios locales responsabilizaron al gobierno provincial.

Carlotto dijo que el accionar de los policías constituye "un arrastre" de las actitudes de la dictadura militar, expresó que "da escalofrío que estas cosas aún se produzcan en nuestro país" y manifestó que "desde el gobernador para abajo deben preocuparse de que no existan personas que contaminan a la fuerza de seguridad".

Pérez Esquivel advirtió que "no vale declamar los Derechos Humanos, sino hay que ponerlos en práctica", expresó que el hecho de que "metans preso a estos policías no libera de culpas al gobierno" y consideró que el hecho "tiene que ver con la falta de control de las autoridades".

El diputado nacional Leonardo Grosso repudió el hecho y afirmó en un comunicado que "cuando hablamos de violencia institucional nos referimos a situaciones como estas, donde la fuerza de seguridad actúa de manera represiva y confronta con la sociedad, se aleja de su propia comunidad y de la ley".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?