Santa Fe: diputados señalan vínculos de la policía en un triple crimen en Rosario

La comisión investigadora del asesinato de tres militantes políticos reveló nexos de uniformados con los imputados y cuestionó el uso que se da al término "ajuste de cuentas"
La comisión investigadora del asesinato de tres militantes políticos reveló nexos de uniformados con los imputados y cuestionó el uso que se da al término "ajuste de cuentas"
(0)
3 de diciembre de 2012  

Un informe de la comisión investigadora de la Cámara de Diputados de Santa Fe sobre el asesinato de tres militantes sociales cometido el 1° de enero pasado en Rosario señala el vínculo entre la banda del principal imputado del caso y "algunos funcionarios policiales".

Los legisladores también cuestionaron el uso del término "ajuste de cuentas" para describir el móvil del hecho por considerarlo "una herramienta discursiva que permite invisibilizar las circunstancias y causas del delito".

El informe fue presentado el último jueves al pleno de la Cámara por la Comisión de Derechos y Garantías y será difundido esta semana.

Según informó la agencia Télam, el documento reseña actuaciones judiciales, estadísticas oficiales, información periodística y entrevistas realizadas por la propia comisión a familiares de las víctimas.

Así, los diputados avanzaron en la hipótesis de complicidad entre policías de la comisaría 15ª de Rosario y la banda de Sergio Rodríguez, alias "Quemado", procesado con prisión preventiva por los homicidios de Jeremías Trasante, de 17 años; Claudio Suárez, de 19, y Adrián Rodríguez, de 21.

El hecho, por el que hay otros cuatro procesados, ocurrió la madrugada del primer día del año, alrededor de las 4, cuando los tres jóvenes, militantes del Movimiento 26 de Junio, fueron asesinados a balazos en la cancha de fútbol de la Agrupación Deportiva Oroño, del barrio Moreno, de Rosario, donde esperaban a varios amigos para celebrar el Año Nuevo.

Según la investigación judicial, el móvil fue una venganza por el ataque que el hijo del "Quemado", Maximiliano Rodríguez, había recibido horas antes, cuando fue baleado desde una moto por dos personas mientras conducía su BMW junto a su novia, Sofía Laffatigue, y una amiga, en el cruce de Garay y Vera Mujica.

Según la declaración de la chica, mientras era trasladado a un hospital, Maximiliano Rodríguez apuntó como autor de los disparos a Ezequiel Villalba, "el Negro", un joven de Villa Moreno que habría querido vengarse del hijo del "Quemado" por el ataque ocurrido el 29 de diciembre contra Facundo Osuna, integrante de su banda.

El informe legislativo señala que al llegar Rodríguez al hospital "se produce una primera irregularidad en la actuación policial, puesto que su ingreso no fue registrado por los agentes de guardia del nosocomio". Por tal omisión, el cabo Lisandro Jesús Martín fue pasado a disponibilidad.

Y agregó que cuando compareció ante la comisión, el entonces jefe de policía de Rosario, Néstor Arismendi, dijo "que quienes acompañaron a Laffatigue a la comisaría 15ª a declarar fueron el comisario inspector de zona Eduardo Ismael Carrillo y el sargento Norberto Claudio Centurión", quienes debían investigar el crimen.

Tras ser indagados el 26 de abril pasado por el juez de instrucción 7, Juan Andrés Donnola, "Carrillo y Centurión fueron imputados por incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado, y el 7 de mayo fueron pasados a disponibilidad", se señaló en el documento.

Con respecto a la figura del "ajuste de cuentas", el documento señala: "Aparece como una herramienta discursiva que permite invisibilizar las circunstancias y causas del delito y crear un sentido común en torno a la idea de que los elevados niveles de delincuencia y violencia son propios de ciertos sectores sociales, permitiendo construir un mensaje que circunscribe el hecho delictivo a un enfrentamiento entre bandas, sin quedar en claro los contextos y los móviles".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.