Se presentó el colombiano que escapó de Ezeiza

Había sido demorado con otros 11 compatriotas; todos expulsados
Gabriel Di Nicola
(0)
21 de noviembre de 2014  

Antes de que los subieran al avión de Avianca para regresar obligadamente a Colombia, Juan David Rosero Perera pasó por el free shop, se cambió de ropa y se fue del aeropuerto de Ezeiza en un taxi. Pero ayer se presentó en el consulado de Colombia en Buenos Aires y pocas horas después regresaba a su país.

Así lo informaron a LA NACION fuentes del Ministerio de Seguridad. Rosero Perera, junto a otros 11 compatriotas, había llegado anteayer a la madrugada a la Argentina, pero ante la sospecha de que se trataba de "falsos turistas" fueron retenidos por Migraciones.

Ante las consultas, uno de los ciudadanos colombianos dijo que decidió venir a la Argentina para probarse como futbolista en un club de fútbol de primera división, mientras que una de las mujeres explicó que llegó a reunirse con su novio, "aunque ninguno de los dos tenía más de 50 dólares para solventar sus gastos de estadía", agregaron los voceros consultados.

Migraciones ordenó a la línea aérea Avianca la repatriación de los 12 colombianos. Los 12 "falsos turistas" debían volver en el primer vuelo hacia Colombia, que despegaba de Ezeiza a las 18.15.

Los 12 colombianos fueron puestos bajo custodia de tres agentes de la empresa de seguridad privada de Avianca, Longport, en lo que técnicamente se denomina "zona estéril", separados de los sectores de libre tránsito del aeropuerto.

"A las 15.55 se les hicieron los trámites migratorios para devolverlos a su país de origen. Fue después de ese momento que Rosero Perera logró eludir los controles de Longport", dijo una fuente del Ministerio de Seguridad.

Pero el misterio terminó ayer, explicó la fuente del Ministerio de Seguridad, cuando Rosero Perera fue al consulado de Colombia, en Carlos Pellegrini al 1100. Fue cuestión de horas cuando se subió a un avión de Avianca para volver a Colombia.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.