Secuestran y balean en una pierna a un bailarín colombiano

Los captores pedían $ 400.000 de rescate; le dispararon porque fracasó la negociación
Gabriel Di Nicola
(0)
17 de febrero de 2017  

Los delincuentes que tenían secuestrados al bailarín Julián Carvajal, un colombiano que participó en el programa televisivo ShowMatch , en 2008, y a su amigo Fernando Saro se enfurecieron. Ya habían hecho una primera llamada extorsiva, en la que exigían 400.000 pesos para liberar a las víctimas. Pero no obtuvieron respuestas en las dos siguientes comunicaciones y comenzaron los gritos y los insultos. Intempestivamente, cerca de la villa Libertador, en la localidad de Billinghurst, partido de San Martín, detuvieron la marcha del Volkswagen Gol Trend blanco en el que iban y les ordenaron a los dos cautivos que bajaran. Primero lo hizo Saro; cuando comenzó a caminar escuchó una detonación y al darse vuelta vio a su amigo tirado en la calle y herido de bala.

Carvajal, de 33 años, recibió el impacto en el muslo derecho. Su amigo, un estudiante de 23 años, pidió auxilio y una persona que estaba en la zona se encargó de llevar a la víctima a una sala de primeros auxilios cercana, conocida como Fleming. Después, el bailarín colombiano fue trasladado al Hospital Diego Thompson, de Villa Lynch.

Los delincuentes escaparon y se llevaron el teléfono celular de Carvajal desde el cual habían hecho la llamada extorsiva para exigir los 400.000 pesos de rescate, según informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales.

Se estima que el hecho, que es investigado por el fiscal federal Paul Starc, habría sido un secuestro al voleo. Ocurrió anteanoche a las 22.30, cuando Carvajal y su amigo circulaban en un Audi A1 negro, propiedad del bailarín, por Ciudad Jardín, en El Palomar.

"Habían salido de la casa de Carvajal y a los 200 metros fueron interceptados por tres delincuentes que circulaban en un VW Gol Trend blanco. A punta de pistola obligaron al bailarín y a su amigo a bajar del Audi A1. En el momento en que bajaba del auto a Saro se le cayó el celular en la calle e intentó agarrarlo, pero uno de los delincuentes le dijo que no importaba y que se subiera al Gol", relató una fuente de la investigación.

Uno de los captores se puso al mando del Audi del bailarín y escapó a toda velocidad del lugar. Las víctimas fueron subidas al VW Gol Trend y obligadas a mantener la cabeza gacha. Uno de los delincuentes tomó el teléfono celular de Carvajal y le preguntó a quién podía llamar. El bailarín le indicó que llamara a su pareja.

Las víctimas no lograron reconocer qué dirección tomó el auto de sus captores, pero sí recordaron que circulaban "raudamente".

Sin respuestas

Los ladrones le exigieron a la pareja del bailarín 400.000 pesos y le dijeron que volverían a llamar para continuar las negociaciones. Hubo otras dos llamadas que nunca fueron contestadas.

"Al no poder volver a hablar con la pareja de Carvajal los secuestradores se enojaron bastante. Le recriminaban al bailarín que, seguramente, habían llamado a la policía y que el Audi A1, quizás, tenía un rastreador satelital", explicó a LA NACION una fuente de la causa.

En los primeros minutos de ayer, en cercanías de la villa Libertador, los delincuentes detuvieron la marcha del Gol Trend blanco y obligaron a bajar a las víctimas. Saro lo hizo sin problemas, pero Carvajal recibió un balazo en el muslo derecho. Después de ser atendido en la sala de primeros auxilios Fleming y en el hospital Thompson, Carvajal fue trasladado a una clínica privada. En tanto, el Audi A1 del bailarín fue hallado en Martín Coronado, partido de Tres de Febrero.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.