Sergio Berni se opuso al aumento de poder para la seguridad privada