Sigue en grave estado la policía que recibió dos disparos

Buscan a los delincuentes que atacaron en Mataderos a la oficial porteña para robar su pistola y su chaleco antibalas
(0)
28 de agosto de 2019  

La oficial de la Policía de la Ciudad que fue baleada en la cabeza por delincuentes que le robaron el arma reglamentaria y el chaleco antibalas en el barrio de Mataderos fue operada nuevamente ayer y continúa internada en terapia intensiva, mientras que las autoridades porteñas aseguraron que el caso "no quedará impune" y que trabajan para dar con los atacantes.

De acuerdo con último parte médico dado a conocer a las 15.55 por el Complejo Médico de la Policía Federal Churruca Visca, la oficial Karina Castillo, de 33 años, presenta "presión intracraneal estable" y continúa "sedada y con asistencia respiratoria mecánica".

En el informe se agregó: "La cirujana oftalmóloga explicó que la intervención realizada sobre el ojo izquierdo finalizó acorde con lo previsto, se retiró de parte del órgano afectado. Según lo observado por los especialistas, la estructura del ojo derecho se visualiza sin compromiso estructural".

En tanto, fuentes oficiales explicaron a Télam que en una primera intervención quirúrgica los médicos extrajeron del cráneo de la víctima un proyectil levemente deformado.

Paralelamente, los investigadores trabajaban para localizar mediante el análisis de imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y testimonios a los dos hombres que atacaron a Castillo con fines de robo en el cruce de la avenida Emilio Mitre y Miralla, en el límite de los barrios porteños de Mataderos y Villa Luro.

El secretario de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D'Alessandro, aseguró mediante su cuenta de Twitter que el hecho "no quedará impune" y que se trabaja "para detener al delincuente y evitar que ponga en riesgo la seguridad de los vecinos".

El funcionario porteño señaló que "son muchos los policías que todos los días arriesgan su vida para mejorar la seguridad en la ciudad. Este hecho no va a quedar impune".

Y agregó: "El grado de violencia que tuvieron estos delincuentes, estos asesinos, es terrible. Ahora la prioridad es que Karina se recupere y encontrarlos". Para D'Alessandro, "estas son situaciones no pueden pasar desapercibidas".

El ataque sucedió anteanoche cuando Castillo, quien es madre de un niño de 9 años y que se desempeña en la Comisaría Vecinal 9B, había finalizado su servicio y se disponía a regresar a su casa.

En esas circunstancias, la mujer policía fue sorprendida por delincuentes que, con aparentes fines de robo, le efectuaron dos disparos, uno en lado izquierdo del rostro y otro en la cabeza, y se escaparon con su arma y su chaleco antibalas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.