Sigue prófugo un jefe policial que cobraba coimas millonarias