Solicitaron un turno como pacientes y asesinaron al padre de una cardióloga

La casa de Honorio Pueyrredón y Gabriela Mistral, donde ocurrió el asesinato de Alejandro Oscar Scheffelaar Klotz
La casa de Honorio Pueyrredón y Gabriela Mistral, donde ocurrió el asesinato de Alejandro Oscar Scheffelaar Klotz Crédito: Primer Plano Online
El hombre, un periodista jubilado, recibió un balazo en el tórax cuando la médica intentó defenderse con un revólver calibre 38, al ser atacada por una pareja armada con una pistola 9 mm
(0)
22 de mayo de 2019  

El ataque fue planificado un día antes. Los delincuentes simularon ser pacientes para pedir un turno en el consultorio de una cardióloga. Esa solicitud fue concretada el domingo pasado. Oscar Scheffelaar Klotz, el padre de la médica, atendió el llamado y asignó el horario de visita. El hombre, un periodista jubilado que había trabajado en oficinas de prensa municipales, acostumbraba manejar la agenda de su hija, cuyo lugar de trabajo estaba instalado en una parte de la vivienda paterna. Una pareja asistió a la cita programada para las 17.30 del lunes en Honorio Pueyrredón 2001, en Ituzaingó. Esperaron en la calle hasta que se retirase el anterior paciente. Apenas estuvieron frente a la cardióloga Sabrina Alejandra Scheffelaar Klotz, exhibieron una pistola 9 mm. La médica buscó entonces un arma que tenía guardada en el consultorio. Su padre intentó ayudarla y recibió un mortal disparo. La mujer, en tanto, resultó herida de bala.

"A mí me dieron varios tiros, con orificio de entrada y salida. Mataron a mi papá, se hicieron pasar por pacientes y lo único que hice fue tratar de sacarlos a la calle. Los fui empujando mientras disparaban y los sacaba. Cuando me di vuelta mi papá estaba muerto", relató la médica, de 39 años.

"Cuando me senté, después del shock de lo sucedido, y vi a mi papá muerto recién ahí me di cuenta de todos los disparos que me habían dado", dijo.

Según informaron fuentes judiciales y policiales, el hecho ocurrió en el barrio de Villa Ariza, donde la médica cardióloga atiende su consultorio particular. Según lo reconstruido hasta el momento por los investigadores, la médica comenzó a gritar y a resistirse al asalto. Su padre, que estaba en otro sector de la casa, al cuidado de su nieta, de cuatro años, acudió en defensa de la mujer.

Alejandro Oscar Scheffelaar Klotz
Alejandro Oscar Scheffelaar Klotz Crédito: Primer Plano Online

Los investigadores creen que el periodista jubilado fue baleado cuando apareció en la antesala del consultorio; un tiro impactó en su tórax y le produjo la muerte en el acto, explicaron las fuentes del caso. En esa situación, añadieron los informantes, la médica tomó un arma -un revólver calibre 38- y comenzó a forcejear con la mujer que integraba la pareja de asaltantes. Los ladrones, entonces, comenzaron a dispararle y la cardióloga recibió varios disparos en ambas piernas y en el antebrazo derecho. Tras el ataque, los delincuentes se escaparon y se llevaron el arma que había en la vivienda.

La médica fue llevada a la Clínica del Oeste y luego derivada al Hospital Posadas. "Me siento culpable porque está muerto. Firmé el alta voluntaria porque quise venir con mi mamá y con mi hija, que ahora tiene un abuelo muerto", dijo la médica al contar ante la prensa la situación vivida.

Voceros judiciales consultados por la agencia de noticias Télam indicaron que se trabaja en la reconstrucción del suceso y se procura obtener imágenes de las cámaras de seguridad de la zona para identificar a los criminales. Fue identificado el vehículo en el que se movilizaban los asesinos y se sigue el rastro dejado en cámaras de seguridad.

Por su parte, el Ministerio de Seguridad bonaerense anunció el despliegue de un operativo especial de saturación en los partidos de Morón, Ituzaingó y Hurlingham con el objetivo de prevenir el delito en la zona oeste del conurbano.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.