Sólo quedan dos detenidos por los incidentes en el Obelisco

El juez correccional Omar Fente dispuso la libertad de 78 personas; los que aún están presos tenían pedidos de captura por otros delitos; Berni insistió con que el operativo fue "impecable"
(0)
16 de julio de 2014  

Cuarenta y ocho horas después de los graves incidentes ocurridos en la Plaza de la República, tras el partido final de la Copa del Mundo Brasil 2014, sólo quedan dos detenidos. Ayer fueron liberados por orden judicial 78 imputados.

Otros dos apresados durante los disturbios no recuperaron su libertad porque tenían pedido de captura. Uno era requerido por un juzgado penal de Lomas de Zamora y el otro por el Juzgado de Instrucción porteño N° 45. No trascendieron las identidades de ambos.

Así lo informaron fuentes judiciales citadas por la agencia de noticias DyN. Ayer, el juez correccional Omar Fente les otorgó la libertad a las 78 personas que se encontraban detenidas luego de constatar sus antecedentes penales y la acreditación de domicilio.

Los acusados, a pesar de ser liberados, serán investigados por los delitos de lesiones leves y resistencia a la autoridad.

Entre otras medidas, el juez Fente pidió las filmaciones de los incidentes ocurridos el domingo a la noche.

Fuentes judiciales explicaron a LA NACION que una de las líneas investigativas está orientada a determinar si parte de los detenidos tiene vinculaciones con barras bravas de diferentes clubes.

En ese sentido, una fuente del Ministerio de Seguridad sostuvo a este diario que entre los imputados hay integrantes de las barras de Boca Juniors, Chacarita Juniors e Independiente. "Pero se trata de terceras líneas y no vemos una motivación política", dijo, en referencia a Hugo Moyano, presidente de Independiente y Luis Barrionuevo, históricamente vinculado con el equipo de San Martín.

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, mientras tanto, calificó el operativo policial del domingo pasado como "impecable". "A nadie le gusta la foto de una vidriera rota o un saqueo, pero mi responsabilidad, la cual asumí y estuve en el lugar de la conducción, fue resguardar la integridad física de todas las personas", sostuvo Berni.

Fuentes del Ministerio de Seguridad explicaron que el domingo se hizo un operativo de "acción para separar" a los violentos de las personas que querían festejar en paz y en tranquilidad.

"Se diseñó un plan donde se previó lugares donde podían actuar los violentos, como las joyerías de la calle Libertad", explicó la fuente consultada.

El funcionario nacional, en declaraciones a FM Rock and Pop, volvió a criticar la acción de la Policía Metropolitana durante los disturbios: "[la fuerza de seguridad porteña] No necesita un protocolo para actuar, sino hacerse cargo de los problemas". Y fue duro con el jefe de gobierno porteño: "Macri se hace cargo de plantar plantitas, Metrobus, bicisendas".

Desde Pro salieron a responderle a Berni. Los encargados fueron el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y el vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo (ver aparte).

A su vez, fuentes de la Procuración General de la Nación explicaron ayer que hay cuatro fiscalías que investigan los graves hechos del domingo pasado: la Fiscalía Nacional en lo Correccional N°10, a cargo de Laura Belloqui, investiga "las circunstancias en que una persona resultó levemente herida en la avenida Córdoba y Carlos Pellegrini"; en la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 25, conducida por Martín Mainardi, se tramitan los expedientes sobre los "acontecimientos ocurridos antes y después de los incidentes del domingo", y comenzaron a recibir las denuncias de distintos comerciantes afectados; la fiscalía porteña de Graciela Gils Carbó tiene la pesquisa sobre cinco sospechosos.

Además, según el portal www.fiscales.gob.ar desde la Fiscalía Nacional de Menores Nº6, liderada por Fernando Rouco Oliva, informaron que "los 14 menores que habían sido trasladados al Instituto de Inchausti ya fueron restituidos a sus padres, mientras que los 18 mayores que habían sido apresados con ellos, están a disposición de la justicia ordinaria".

Sobre los violentes hechos, el jefe del gremio gastronómico de la ciudad, Dante Camaño, sostuvo que se trató de "una vergüenza" y pidió por un Estado que garantice la seguridad.

El secretario general de la CTA disidente, Pablo Micheli, dijo: "Hay un Estado ausente absolutamente. "No vale el justificativo de «bueno, estamos festejando». No es la manera de festejar de muchachos que no sabemos de dónde vienen; no creo que no se conocieran muchos de ellos y, aparte, la saña con que actuaron y por qué les arruinaron la fiesta a miles de personas".

Del editor: qué significa. ¿Hubo prevención para evitar los desmanes? Si la hubo, fue pésima y falló. ¿Cómo se puede hablar, entonces, de un operativo "impecable"?

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.