Corridas, disparos y pánico durante un partido de futbolistas infantiles

Los chicos participaban de un minuto de silencio en homenaje al fallecido intendente Horacio Quiroga
Los chicos participaban de un minuto de silencio en homenaje al fallecido intendente Horacio Quiroga Crédito: @elkalanqn80
Daniel Gallo
(0)
12 de octubre de 2019  • 19:38

Varios niños de 10 años se preparaban para jugar un partido de fútbol infantil. Ante la mirada de sus padres, se formaron alrededor del círculo central para participar de un minuto de silencio en homenaje al intendente Horacio Quiroga, fallecido pocas horas antes.La ciudad de Neuquén estaba conmocionada por la muerte de su jefe comunal, pero lo ocurrido en esa cancha de fútbol en el barrio Melipal cortó abruptamente el momento de recuerdo a Quiroga y dio paso a una secuencia de terror, con los pequeños en corridas desesperadas y sus padres enloquecidos en procura de proteger a los menores mientras intentaban salir de la mira de tiro de un hombre que disparaba al aire.

Uno de los chicos fue el primero en darse cuenta del peligro. "Sacó un arma", alcanzó a gritar. Todos corrieron en medio de los diez disparos que, supuestamente al aire, efectuó un hombre que sería luego perseguido por los indignados padres y vecinos. La policía de Neuquén busca ahora a ese sospechoso, que sería un hombre con antecedentes de violencia y consumo de sustancias psicoactivas.

Dispararon durante un partido de fútbol infantil

00:59
Video

Similares imágenes pudieron verse en otro momento en Rosario, donde las luchas entre bandas narco dejaron expuestos varias veces a chicos que jugaban en canchas de fútbol. Incluso en esa ciudad santafesina se hicieron paredones especiales en clubes dentro de barrios de alta conflictividad narco, en un intento de evitar las balas perdidas.

La referencia a Rosario no es casual aquí, ya que en los últimos meses se visualiza una creciente ola de violencia urbana en diferentes ciudades de Neuquén, vinculada en su mayor parte a las disputas entre organizaciones dedicadas a la venta minorista de drogas.

En su edición de hoy, LA NACIÓN publicó la anormal situación vivida esta semana en la localidad de Cutral-Có, donde los vecinos cortaron la ruta 22 durante 48 horas con una exigencia: pedir el patrullaje de la Gendarmería frente al ascenso de la violencia narco en esa comarca. Es paradójico, pero allí nació el piqueterismo en abril de 1997, cuando la muerte de Teresa Rodríguez durante el despeje de rutas originó una pueblada que empujó fuera del poblado a la policía local -responsable de esa muerte- y a la Gendarmería.

El detonante del piquete que llamó ahora a la Gendarmería fue la muerte de un niño de 9 años, que recibió una bala perdida luego de disparos intimidatorios realizados por un presunto sicario narco. Esos disparos fueron realizados a 400 metros de la ubicación del niño fallecido, situación que expone la real peligrosidad de la violencia narco. La Gendarmería llegó finalmente el jueves con un contingente de unos 100 efectivos para colaborar con la seguridad en una zona que empieza a tener peso propio en las noticias vinculadas con el narcotráfico. Hoy fue ejecutado en Cutral-Có un hombre que habría estado relacionado con el comercio minorista de drogas.

A los chicos en la ciudad de Neuquén los aterrorizó un hombre que, en principio, sería consumidor de drogas y alcohol. La combinación de una pistola en la mano permite vislumbrar una posible vinculación más cercana con el narcomenudeo. Algo que ya se vio en Rosario.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.