Tras el horror en Moreno, murió otro chico acuchillado en Luján

La nueva víctima fue atacada por un joven de quien se burlaban por una gorra; en Rafael Calzada, una menor apuñaló a otros tres; amenazaron a la dueña de la quinta de Villa Trujui
La nueva víctima fue atacada por un joven de quien se burlaban por una gorra; en Rafael Calzada, una menor apuñaló a otros tres; amenazaron a la dueña de la quinta de Villa Trujui
(0)
23 de septiembre de 2016  

Celina, la dueña de la casaquinta
Celina, la dueña de la casaquinta Crédito: Imagen de TV

Era el Día de la Primavera, y los jóvenes querían festejar. Era el Día Internacional de la Paz, también, pero muy pocos se acordaron. Cuando aún no se habían acallado los ecos del trágico desbande en una fiesta clandestina en una quinta de Moreno, que terminó con pedradas, cuchilladas, tiros y un chico muerto y otro que sigue internado, ayer a la mañana se supo que la noche anterior, en una plaza cercana a la estación de trenes de Luján, un joven asesinó a otro e hirió a dos de sendas cuchilladas: todo porque lo habían cargado por una gorra. Y que en Rafael Calzada, en otro festejo, una chica de 15 años apuñaló a tres adolescentes, que están internados, muy graves.

Mientras se hablaba de estos nuevos crímenes que convirtieron al de la Primavera en un día negro, hubo un largo cortejo para acompañar los restos de Nicolás Rivero, el joven de 20 años que murió baleado en el pecho durante una pelea entre bandas en la fiesta Proyecto XXX.

Al pasar por delante de la casaquinta de ruta 23 y Ozanam, en Villa Trujui, jóvenes que iban en un colectivo en medio de la caravana increparon a Celina, la dueña del predio que, indignada, hablaba con la prensa y decía haber sido engañada por los seis chicos de no más de 19 años que habían alquilado la propiedad para el evento que se desmadró por una violencia acicateada por el abuso de bebidas alcohólicas, drogas y armas.

A los gritos, mientras la amenazaban, prometían "volver" para vengar la absurda muerte de Nicolás, por la cual, hasta anoche, no había ningún detenido. No sólo no hay, aún, sospechosos identificados por ese crimen y por las heridas a otras 13 personas. Ayer, en las redes sociales circulaba la convocatoria a una nueva fiesta descontrolada, en la que polemizaban aquellos que pedían cautela y reflexión con los que, por el contrario, prometían "revancha" (ver aparte).

Una burla que salió muy cara

Anteayer, pasadas las diez de la noche, todavía quedaban decenas de pibes en la plaza situada en Banech y Moreno, en Luján, donde se habían juntado para un festejo de la llegada de la Primavera que, a esa hora, ya había sido regada con demasiado alcohol, como admitió luego a la agencia Télam una calificada fuente policial de la zona.

De repente, a "Curly" comenzaron a cargarlo; las bromas giraban en torno a la inscripción de la gorra que llevaba puesta. El chico reaccionó e increpó a quienes lo habían tomado de punto. Hubo una pelea entre dos grupos, que no pasó a mayores.

Pareció que todo quedaría ahí cuando se fue. Pero no: al rato regresó con un cuchillo en la mano y atacó a quienes lo habían cargado. Así cayeron Agustín Draghi, de 17 años, que había ido a la plaza con sus compañeros de la secundaria, y dos jóvenes de 25 y 29 años que estaban en el lugar. Agustín, a quien Gustavo Draghi, su tío, calificó como "un chico muy estudioso", murió en el lugar, de una cuchillada en el pecho. Los otros dos quedaron internados, en estado reservado.

Curly se escapó y todavía no lo encontraron. Silvana, la madre de Agustín, dio una versión distinta. Dijo que al sospechoso le habían robado el celular Fernando y el "Gotera", dos jóvenes de la zona; que se fue y regresó para recupera lo que le habían robos. "Cuando volvió, estos dos que le habían robado ya no estaban. El chico quería su celular. Pero me lo llevó a mi hijo. No recuperó ni el celular, no recuperó una mierda y se llevó la vida de mi hijo", dijo Silvana.

Al igual que cuando el desmadre en el Proyecto XXX de Moreno, en la plaza de Luján, a la hora de la mortal pelea, no había policía, según dijo el tío de Draghi. El secretario de Seguridad de Luján, Héctor Navarro, afirmó que las fuerzas locales y de la provincia habían previsto operativos en todas las plazas donde se congregaban los jóvenes.

"Se dispuso de un servicio prevencional con personal de la policía local y de la bonaerense en todos los sectores donde suelen agruparse los jóvenes. Sólo habíamos registrado algunas corridas en la Plaza Colón, en el centro de la ciudad, donde el personal policial logró la detención de un individuo", explicó Navarro.

Engañada y preocupada

Mientras en Luján las autoridades daban las explicaciones del caso y lamentaban la muerte de Draghi, en Moreno la dueña de la quinta donde se desarrolló la fallida fiesta dijo haberse sentido "engañada" por los chicos que le alquilaron la finca para una "fiesta privada", afirmó que tuvo que hacer de "patovica" cuando vio la cantidad de chicos que llegaban, hasta que todo se desbordó y llamó a la policía, y, hastiada, anunció que ya nunca más alquilaría el predio para no volver a tener problemas.

Dijo que les alquiló el lugar a dos jóvenes, Gabriel y Ezequiel, por unos 4000 pesos porque "estaba apretada y necesitaba la plata para pagar la luz", que le habían dicho que irían entre 100 y 150 personas y que ella les exigió que contrataran a patovicas y que no publicitaran el evento en Internet (nada de lo cual sería menester en una fiesta privada). Afirmó que terminó "24 horas sin acostarse" por el descontrol que se engendraba por la llegada de cada vez más chicos, hasta en colectivos, con 500 adentro y 600 afuera, saltando paredes y rejas para pasar. Y sostuvo que la "organizadora" y promotora de la fiesta por Internet fue una tal Solange y que cuando todo estalló Gabriel y Ezequiel "desaparecieron".

Vendían droga en Palermo

  • Durante el festejo por el Día de la Primavera en los bosques de Palermo fueron detenidos dos sospechosos que intentaban vender marihuana entre los estudiantes concentrados en la zona. En los operativos especiales desarrollados durante esa jornada, la Policía de la Ciudad arrestó también a otros cinco hombres, uno de ellos, sudafricano, por comercio de estupefacientes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.