Tras la muerte de dos presas reclaman "ni una menos en las cárceles" de Córdoba

Protesta de familiares de detenidas frente a los Tribunales por la muerte de dos presas en el penal de mujeres de Bouwer
Protesta de familiares de detenidas frente a los Tribunales por la muerte de dos presas en el penal de mujeres de Bouwer
Gabriela Origlia
(0)
26 de febrero de 2019  • 12:23

CÓRDOBA. "Ni una menos en las cárceles" es el reclamo que familiares de mujeres presas en la cárcel de Bouwer e integrantes de organizaciones de derechos humanos hicieron en la puerta de los Tribunales de Córdoba por las muertes de las reclusas Elsa Medina, de 62 años, el 2 de febrero, y por el supuesto suicidio de Janet López, de 30 años, el viernes a la noche, en una celda de castigo. También protestaron por las condiciones en que viven las detenidas. La directora del Penal de Mujeres, Marisa Alé, rechazó los cuestionamientos y defendió la actuación del Servicio Penitenciario provincial; horas después fue desplazada del cargo.

"Ni una menos en las cárceles", el pedido en una marcha

06:26
Video

En paralelo a este reclamo hay trascendidos de la posible remoción de Juan Bouvier, jefe del Servicio Penitenciario de Córdoba, porque a las muertes de las mujeres se sumaron el robo de un auto del estacionamiento de la cárcel y el caso de un preso que sacó una faca de seis centímetros delante del camarista que lo interrogaba en un juicio.

Diana Medina, hija de Elsa, contó a LA NACIÓN que su madre estuvo un mes "con vómitos y dolores abdominales. Dijo: "Ella pedía que la llevaran a una asistencia médica; yo tramité oficios en Tribunales, pero sólo la trasladaron la noche anterior a que sufriera un paro cardíaco". Medina mostró a este diario la copia de los trámites realizados. "La llevaban a la enfermería, le daban Ibuprofeno y Reliveran como para que se dejara de molestar. Mi hermana también está detenida y me repetía lo mismo". Según la familia, Elsa –que padecía una diabetes que se inició en prisión- bajó 10 kilos en un mes.

Antes de ser removida de la dirección de la cárcel de mujeres, Alé señaló a LA NACIÓN: "Si la mujer no hubiera estado atendida como corresponde, la primera en ser imputada sería yo. Hicimos todo lo que correspondía. La noche anterior fue llevada en comisión al hospital Misericordia, donde estuvo unas horas Al regresar se volvió a sentir mal y murió. La atención médica es buena; no lo digo yo, lo comprueban los controles que se hacen desde los juzgados y que constan en los libros de registro. Salud, educación y calidad de comida, son buenos".

La evaluación de los familiares no coincide con la de la oficial. Medina pidió a la Justicia federal que investigue lo que considera "falta de atención" a su madre -que estaba presa por comercialización de estupefacientes-, pero el magistrado en turno en ese fuero se declaró incompetente. Ella apelará la decisión. "Las condiciones de detención son pésimas; hay mugre, cucarachas y malos tratos a las detenidas y a sus visitantes", describió.

Protesta de familiares de detenidas frente a los Tribunales por la muerte de dos presas en el penal de mujeres de Bouwer
Protesta de familiares de detenidas frente a los Tribunales por la muerte de dos presas en el penal de mujeres de Bouwer

La directora del penal, también negó que el viernes, después que se conociera la muerte de López, se hubiera registrado un motín; afirmó que "hubo nerviosismo entre las presas, nada más. Fue producto de la situación que se conoció".

Juan Domingo Gazitúa, abogado del padre de López, denunció al titular del Servicio Penitenciario por incumplimiento de los deberes de funcionario público. La joven, madre de una niña de ocho años, estaba detenida desde el 28 de diciembre por hurto. Estaba a disposición de la Fiscalía de Villa María. "Esperaba el proceso; no estaba deprimida. A su papá le avisaron de su muerte a las 9 de la mañana del sábado. Estaba en una celda de castigo de un metro por un metro después de haber tenido una discusión con agentes; dicen que se ahorcó con la remera. Queremos que se investigue".

Alé afirmó que se le avisó del suicidio a la madre de la joven –que también está presa- y que "ella no tenía el teléfono del padre de la chica; llamó a un abogado pero no se pudo comunicar". Y amplió: "Nos llevó un tiempo prudencial hacer los trámites, por eso la notificación al día siguiente".

Para el abogado de López la muerte de estas mujeres es "la gota que colma el vaso; hay muchas cosas que no salen a la luz, pero en la cárcel hay drogas, hay armas... No se investiga quién las ingresa. Llegó el momento de empezar a actuar para prevenir males mayores". A su entender, la "política carcelaria es de terror".

Según datos oficiales, en el área de mujeres de Bouwer hay 373 detenidas y la capacidad es para 432. En abril pasado, la legisladora provincial Liliana Montero pidió un informe detallado sobre la cárcel de Bouwer: población por módulo, espacios comunes, régimen disciplinario, programas en marcha; cantidad de trabajadores, capacitación e incorporaciones. No obtuvo respuesta oficial por escrito.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.