Un caso similar ocurrió en La Plata