Desbaratan a una banda que copiaba datos de tarjetas de crédito en un shopping

Fuente: Archivo - Crédito: LA NACION
Las maniobras se realizaban en el Alto Palermo; allí fue detenida una persona acusada de estafa; ya habría cometido fraude por unos 200 mil dólares
(0)
9 de octubre de 2012  • 16:04

Un falso operario de una empresa de lectores de tarjetas magnéticas fue detenido en el shopping Alto Palermo acusado de integrar una banda que obtenía información de las tarjetas de crédito y débito empleadas en distintos locales comerciales para luego confeccionar plásticos apócrifos que se utilizaban para compras en el exterior.

Los investigadores presumen que la organización cometió un fraude cercano a los 200 mil dólares, dijeron hoy fuentes policiales.

Los voceros informaron a Télam que el arresto se realizó en el local Mabby luego de que el encargado llamara a la seccional 21 al sospechar que un hombre que acababa de presentase en el comercio como un técnico podía ser en realidad un estafador.

Según las fuentes, todo comenzó cuando el falso operario dijo pertenecer a la empresa Posnet y argumentó que debía revisar el lector de tarjetas de crédito y débito instalado en local para realizar un relevamiento dispuesto por la firma.

Falsos técnicos

Si bien el hombre, de nacionalidad chilena, portaba una credencial que lo identificaba como miembro de la empresa, el encargado del local sospechó de la veracidad de sus dichos, ya que hacía poco las empresas crediticias habían alertado a sus clientes sobre las andanzas de falsos técnicos que cometían estafas mediante la falsificación de tarjetas.

Por tal motivo, el empleado llamó a la policía, que acudió al local, demoró al sospechoso y en su poder secuestró una notebook, tres cédulas de identidad de Chile, dos de ellas falsas, dos tarjetas American Express apócrifas, tres teléfonos celulares y un posnet.

Según las fuentes, el hombre está acusado de integrar una organización criminal dedicada a capturar los datos de las bandas magnéticas de las tarjetas empleadas en los últimos 15 días en los comercios, que luego usaba para confeccionar nuevos plásticos apócrifos a utilizar en el exterior del país, en este caso en Chile.

Los voceros añadieron que la sospecha es que el hombre detenido tenía como misión obtener los datos almacenados en los posnet y copiarlos a la computadora que portaba, para luego transmitírselos a otros integrantes de la banda que se encargaban de confeccionar las tarjetas falsas o mellizas de crédito y débito.

En el marco de la pesquisa, los investigadores estimaron que la banda cometió una fraude estimado en 200 mil dólares.

Agencia: Télam

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.