Piden que vaya preso un motochorro que robó nueve veces el mismo día

Piden que vaya preso un motochorro que robo nueve veces en un día
Piden que vaya preso un motochorro que robo nueve veces en un día Fuente: Archivo
Gabriel Di Nicola
(0)
5 de febrero de 2019  • 12:47

El 7 de septiembre pasado, en un lapso de casi tres horas y hasta que chocó la moto Yamaha XTZ azul que conducía, Leandro Bazán, un ciudadano argentino de 27 años, cometió al menos nueve robos. El raid delictivo había comenzado a las 19 en Palermo y terminó a las 21.50 en Flores. El modus operandi fue siempre el mismo: sorprendía a las víctimas que caminaban por la vereda, con una mano les arrebataba el teléfono celular y se escapaba a toda velocidad. Nadie le podía ver el rostro porque siempre lo tenía cubierto con un casco negro.

El motochorro que robó nueve veces está en libertad

07:52
Video

Todos los teléfonos móviles robados fueron descubiertos cuando la Policía de la Ciudad secuestró un bolso que Bazán llevaba al chocar la moto que conducía contra un automóvil en Villa Urquiza. Eran las 22.30 del 7 de septiembre pasado y habían pasado 40 minutos del último robo en Flores. Al principio se lo consideró víctima de un accidente, pero casi de inmediato fue acusado por el robo de celulares. Sin embargo, fue liberado pocas horas después y se fue a su casa directamente desde el hospital donde estuvo internado por las heridas sufridas.

No era la primera vez que estaba implicado en robos de teléfonos celulares. Bazán está a la espera de un juicio oral y público por dos hechos ocurridos el 13 de abril pasado en Núñez y Palermo donde se apoderó de dos iPhones X. Ese día alcanzó a ser reducido por una de las víctimas que se "colgó" a la parte trasera de la moto y provocó que el delincuente se cayera al suelo.

En diciembre pasado, el fiscal José María Campagnoli, que intervino en la causa que se originó por los robos del 13 de abril pasado, apeló la decisión del juez en lo criminal y correccional Pablo Ormaechea de no dictar la prisión preventiva de Bazán cuando lo procesó también por los hechos ocurridos el 7 de septiembre pasado.

"Se considera que debe ser ordenada la prisión preventiva de Bazán para garantizar la efectiva aplicación del derecho sustantivo ahora que se agravó su situación procesal en atención a la gran cantidad de episodios que se le endilgan, a la importantísima pena en expectativa a la que se encuentra expuesto y a los antecedentes criminales que registra. Todo lo cual da cuenta de sus condiciones personales y de la existencia del riesgo procesal de fuga", afirmó Campagnoli en el recurso de apelación.

El representante del Ministerio Público explicó que la "gran cantidad de hechos protagonizados por Bazán en un escaso tiempo, la gravedad de estos, la circunstancia de que el máximo de pena supera holgadamente los ocho años de prisión, la llamativa reiteración y proclividad a delinquir demostrada y la pluralidad de víctimas permiten presumir fundadamente que la pena que le corresponderá se alejará del mínimo legal aplicable y superará el umbral de tres años de prisión; lo que determinaría que sea de cumplimiento efectivo".

El recurso, explicaron fuentes judiciales, fue denegado por el juez Ormaechea. Campagnoli recurrió en queja ante la Cámara del Crimen. "Algunos jueces sostienen que el no dictado de la prisión preventiva con el procesamiento no es apelable por el Ministerio Público. Pero para Campagnoli y su equipo sí es apelable", explicaron fuentes judiciales. Según se desprende de los expedientes judiciales, el 13 de abril pasado, Bazán protagonizó dos hechos. Uno fue a las 22 en Salguero, entre Charcas y Güemes, en Palermo, donde se apoderó de un iPhone X que le arrebató a un joven que caminaba por la vereda.

El segundo hecho sucedió a las 23 en la avenida Cabildo y Quesada donde, el imputado, le sacó de las manos a la víctima un iPhone X. En esa oportunidad, no pudo escaparse porque la víctima y un hermano de esta lograron sujetar de la parte trasera de la moto y el delincuente se cayó al suelo. Por estos dos casos, Bazán llegará al juicio oral y público acusado de robo y robo en grado de tentativa.

A la espera del juicio en libertad, Bazán, según los expedientes judiciales, protagonizó el raid delictivo del 7 de septiembre pasado. Como se dijo, entre las 19 y las 21.50 cometió nueve robos en Agronomía, Parque Chacabuco, Caballito, Palermo, Montserrat, Floresta y Flores donde se quedó con teléfonos de las marcas Samsung, LG, Motorola, Huawei y un iPhone.

El raid terminó en Villa Urquiza cuando Bazán fue embestido por una joven de 19 años que fue indagada por lesiones culposas. Bazán se fracturó una rótula y el fémur de una pierna.

"Según pudo reconstruir el personal policial que llegó al lugar del accidente, tendido en el suelo, Bazán gritaba: ‘Que se lleven el bolso, el bolso negro que se lo lleven’ y después apareció una mujer que quiso tomarlo, pero cuando los uniformados le dijeron que ese material estaba secuestrado, se fue", sostuvo una fuente judicial. En el bolso en cuestión estaban todos los celulares robados.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.