Un policía mató a dos ladrones que entraron a robar en su casa

El agente, que revista en Casa de Gobierno, hirió a un tercer asaltante
(0)
30 de diciembre de 2019  

Un efectivo de la Policía Federal Argentina que presta servicios en la Casa de Gobierno mató a dos delincuentes e hirió a un tercero cuando entraron a robar en su casa y redujeron a su familia, en la localidad bonaerense de Glew.

El hecho ocurrió anteanoche, alrededor de las 22.30, en la esquina de Uspallata y Progreso, a unos cien metros de la estación de trenes de dicha localidad del partido de Almirante Brown, en el sur del Gran Buenos Aires.

Fuentes policiales y judiciales informaron a la agencia de noticias Télam que el episodio criminal comenzó cuando tres delincuentes saltaron un muro perimetral e ingresaron en un terreno en el cual viven un agente de la PFA y su familia, en distintas casas.

"Es un predio muy grande en el que adelante hay varios locales comerciales y detrás están las viviendas. En una de ellas estaba el policía durmiendo", precisó a Télam un vocero de la pesquisa.

Una vez en el interior del terreno, los asaltantes ingresaron en una de las propiedades y redujeron a la madre y a un hermano del efectivo; otra hermana del policía, que tiene 12 años, logró escapar y fue a despertar al efectivo para advertirle lo que estaba ocurriendo en la casa lindera.

Ante esta situación, el efectivo, que desempeña sus tareas en la División Comisaría de la Casa de Gobierno, tomó su arma reglamentaria y se dirigió hasta donde se encontraban sus familiares, que habían sido reducidos.

Al ver que los delincuentes estaban armados y comenzaban a apoderarse de elementos de valor, el policía se identificó y efectuó varios disparos.

Como consecuencia de los balazos, dos de los ladrones murieron en el lugar y el tercero quedó gravemente herido. El agente y sus familiares resultaron ilesos, dijeron los informantes.

En tanto, policías federales de la División Roca que estaban apostados en la estación del ferrocarril escucharon las detonaciones y se trasladaron hasta la casa de su compañero. Al advertir lo que había sucedido alertaron al personal de la comisaría 7» de Glew.

Los peritos de la policía bonaerense que acudieron al lugar constataron que los tres baleados yacían dentro del inmueble, donde secuestraron una pistola calibre 9 milímetros marca Bersa y otra Glock, ambas utilizadas por quienes habían cometido el asalto.

"En la escena encontramos varias vainas servidas que en los próximas días serán cotejadas con todo el armamento incautado para establecer con precisión si hubo o no un tiroteo", explicó a la agencia Télam una calificada fuente judicial con acceso al expediente.

Por su parte, el ladrón herido fue trasladado a un centro asistencial de la zona y luego derivado al Hospital El Cruce-Néstor Kirchner, de Florencio Varela, donde anoche permanecía internado en grave estado, señalaron los voceros.

"Los fallecidos recibieron entre dos y tres disparos cada uno, mientras que la vida del restante delincuente corre peligro por las heridas recibidas", señaló la fuente consultada; agregó que todos "tenían antecedentes penales".

Los dos fallecidos fueron identificados por los pesquisas como Diego Armando Otasso, de 27 años, y Rodolfo Ariel Dell Agnolo, de 34, domiciliados en las localidades de Guernica y San Francisco Solano, respectivamente.

El hecho es investigado por la fiscal María Laura Alfaro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 11 Especializada en Escruches, Entraderas y Salideras Bancarias del Departamento Judicial Lomas de Zamora. En principio, la fiscal dispuso que el agente siga libre ya que con los datos preliminares obtenidos de la pesquisa cree que se habría tratado de un caso de "legítima defensa".

La fiscal Alfaro ordenó la aprehensión del asaltante herido por el delito de "robo agravado". La principal hipótesis es que se trató de un robo "al voleo" y que al no ser de la zona ninguno de los delincuentes sabía que en el predio residía un policía federal.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.