Un posible caso de trata de personas fue detectado en un vuelo proveniente de Punta del Este