Peritaje. Un proyectil perforó uno de los 1500 chalecos antibalas cuestionados