Una larga trayectoria como usuario y coleccionista

El detenido fue socio en una armería y editó una revista temática
(0)
2 de noviembre de 2016  

Es legítimo usuario de armas desde 1970, cuando tenía sólo 21 años. Durante dos décadas participó de la Feria de Armas. Fue socio de una armería y editó una revista llamada Pólvora y Fierros. Hoy, a los 57, Oreste Núñez está preso, procesado por el delito de entrega de armas de fuego a quien no acreditare su condición de legítimo usuario agravada por la habitualidad, lo que eleva su pena a entre 4 y 15 años de prisión.

En su indagatoria ante el juez federal Sergio Torres y el fiscal Carlos Rívolo, Núñez sostuvo que el encuentro que tuvo con Andrés Tófalo en un garaje en México al 1400, interrumpido por detectives de la Policía Federal, era para comprar una colección de armas de un abogado muy prestigioso y de otro coleccionista que había muerto. La operación, según explicó, se iba a hacer en dos cuotas de 90.000 pesos.

Núñez afirmó que desde la sección Coleccionista de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac, ex Renar) le dijeron que debía ingresar cinco o seis armas para no perder su condición de coleccionista.

Pero para el juez Torres hay pruebas de que "Núñez utilizaba sus contactos, conocimientos y los permisos obtenidos por el organismo competente para lucrar con la venta ilegal de armas y otros materiales controlados a personas que sabía que no tenían autorización alguna para adquirirlos".

Según Adrián Marcenac, integrante de la Red Argentina para el Desarme (RAD) y padre de Alfredo, el joven de 18 años asesinado de tres tiros en julio de 2006 por Martín Ríos en la avenida Cabildo, para que no haya casos como el de Núñez son necesarios mayores controles por parte del Estado.

"La única política seria es tener mayores controles y un presupuesto acorde para llevarlos a cabo; de otra forma será imposible", explicó Marcenac, quien agregó que les dijo lo mismo la semana pasada a la directora la Anmac, Natalia Gambaro, y al ministro de Justicia, Germán Garavano.

Américo García, presidente de la Asociación de Legítimos Usuarios y Tenedores de Armas de la República Argentina (Alutara), dijo a LA NACION: "Los coleccionistas o legítimos usuarios que infringen la ley le hacen un daño a toda la sociedad. Si esta persona [por Núñez] cometió un delito tiene que pagarlo. Si un coleccionista o legítimo usuario le vende armas a una banda criminal no hay dudas de que estamos ante un delincuente".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.