Suscriptor digital

Una mujer está grave tras ser prendida fuego: detuvieron a su marido

Graciela Coria de 47 lucha por su vida en el Dispensario de Quilmes tras ser rociada con liquido inflamable y prendida fuego
Graciela Coria de 47 lucha por su vida en el Dispensario de Quilmes tras ser rociada con liquido inflamable y prendida fuego Crédito: twitter
(0)
13 de febrero de 2019  • 12:00

Una vez más, otra mujer es víctima de violencia de género . El hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Quilmes , cuando Graciela Coria, de 47 años, fue rociada con alcohol y prendida fuego en un intento de femicidio . El principal sospechoso es su marido, Nelson Orlando Durán, de 43 años, quien se encuentra imputado por el delito de "tentativa de homicidio".

Graciela permanece internada en grave estado como consecuencia de las quemaduras que sufrió en gran parte de su cuerpo que comprometen especialmente el rostro y en el tórax.

Efectivos policiales recibieron un llamado del hermano de Durán a la línea de emergencias 911 a las 22.30 por lo que acudieron a una vivienda en la calle Sarratea al 2700 y se encontraron con una escena dantesca.

Según informó el cuñado de la víctima, al llegar a la casa, su hermano lo encontró asistiendo a Graciela. Rápidamente, la víctima fue trasladada al Dispensario de Quilmes, donde lucha por su vida.

"Como vamos hasta ahora, el pronóstico es bueno y se está reponiendo bien. Las quemaduras comprometieron la vía aérea respiratoria y la paciente se encuentra en coma inducido", declaró el director del centro de salud, Juan Manuel Fragomeno, en diálogo con la prensa. "Sus quemaduras serán tratadas posteriormente aunque ya está trabajando un cirujano plástico y como hoy en día la cirugía plástica hace milagros, pienso que va a quedar muy bien", agregó.

La fiscal de la causa, Mariana Curra Zamaniego, determinó la detención de Durán tras comprobar que las quemaduras fueron provocadas intencionalmente. El acusado será indagado en las próximas horas.

Una metodología repetida

La semana pasada, Rocío Micaela Cortés, de 23 años, murió tras días de luchar por su vida, con el 80% del cuerpo quemado producto de la agresión de su pareja, Leonel Maximiliano Barrios, de 25 años. Barrios huyó tras el intento de femicidio pero fue detenido horas después por la policía local.

A fines de enero, Isidoro Brisuela Aguilar, de 26 años, discutió con su esposa Juana Carolina Brítez, de 31 años, y en medio de la violenta discusión le arrojó un liquido inflamable y encendió el fuego que terminó con la vida de ambos. Brítez cursaba un embarazo de 5 meses.

Por casos de violencia de género, comunicarse al 144, la línea telefónica nacional gratuita que brinda contención, información y asesoramiento.

Agencia NA

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?