Una pareja asfixió a su hija tapándola con una manta porque lloraba